CAPITAL FEDERAL - El titular del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) -fondo soberano de ese país que financia el desarrollo de la vacuna-, Kirill Dmitriev, adelantó que las 50 millones de dosis que llegarían a la Argentina de la vacuna Sputnik V no se producirán en Rusia. Lo hizo luego de que el presidente Alberto Fernández dialogara con su par ruso, Vladimir Putin. Dmitriev pidió pidió no politizar a la Sputnik V.

A través de un comunicado de prensa, el funcioanrio expresó: "Celebramos los acuerdos entre los dos países sobre el suministro de la vacuna Sputnik V, así como los llamados del presidente argentino Alberto Fernández a no politizar el tema de la infección por coronavirus y la adquisición de medicamentos para su prevención".

"El éxito en la lucha contra esta pandemia depende directamente de la coherencia de las acciones de todos los países; dicha interacción debe llevarse a cabo fuera de la política y basarse únicamente en los principios del humanismo y el acceso igualitario de todos los países a la vacuna. Rusia está abierta absolutamente a la cooperación con todos los países del mundo en el campo de la seguridad epidemiológica", dijo Dmitriev.

Recordó que "una encuesta reciente mostró que los argentinos que quieren vacunarse prefieren la vacuna rusa; se basa en la plataforma probada basada en vectores de adenovirus humanos, que ha demostrado su eficacia y seguridad. Al mismo tiempo, quisiera señalar que Rusia fue y sigue siendo nuestro mercado prioritario: todos los suministros de vacunas a Argentina se realizarán sin perjuicio de los suministros a nuestro mercado doméstico".

"La vacuna para Argentina se producirá fuera de nuestro país. RDIF ya ha firmado acuerdos para la producción del fármaco con cinco empresas de Brasil, India, China y Corea del Sur. En estos momentos ya se están preparando para lanzar la producción a gran escala de la vacuna rusa", detalló.

Fuente: La Nación