TUCUMÁN - En la previa de la Navidad el aeropuerto Benjamín Matienzo recibió una visita inesperada: Papá Noel. Con el característico traje rojo, el hombre de barriga grande y barba blanca, se ubicó en la pista, tomó las balizas y ayudó a señalizar el camino a los aviones.

Papá Noel hizo de señalero en la pista del aeropuerto tucumano en vísperas de Navidad

A pesar del calor, el peculiar asistente se mantuvo un buen rato en la pista y ayudó a los empleados del aeropuerto tucumano.

El video y las fotos de la sorpresiva visita fueron compartidos en las redes sociales y resaltaron el espíritu navideño, en la previa de la Nochebuena.

Fuente: La Gaceta