COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR / Escuchá la entrevista) – Ante los casos de menores imputados por delitos graves como el homicidio, la abogada del equipo de Asesoría de Familia, Andrea Mc Garva indicó en Actualidad 2.0 que “si hay un homicidio, los menores de 18 años son llevados a juicio, la decisión judicial es igual en el caso de un menor que de una persona mayor de edad”. Y remarcó que “la Convención de los Derechos del Niño nos indica que la última opción es la pérdida de libertad”. Además, remarcó que si bien no hay estadísticas formales “de los pocos chicos que han pasado por el COSE, algunos superaron la medidas y otros fallecieron. Por eso esto me permite observar que la cárcel no enseña y no resocializa”.

McGarva indicó que “no voy a hablar de ningún caso en particular, en un caso hipotético donde un menor de 16 años imputado por homicidio, va a ir a un proceso penal. La ley indica que son punibles y van a un proceso penal todos los autores de delitos de 16 y 18 años”.

“Cuando son casos de homicidio, es posible que vayan a juicio previo a cualquier sanción debe existir una declaración de responsabilidad tal y como se haría con cualquier otra persona. La decisión judicial que declara la responsabilidad penal y que da una certeza de que es responsable de un delito, es igual en un menor o mayor”, indicó.

Además, remarcó que “la ley prevé que todo adolescente imputado por delito y previo a una sanción debe ser sujeto de un conjunto de reglas que deben estar pendientes a que superen la situación en la que estaban previo al proceso. Hablamos de situaciones de vulnerabilidad, tiene un mínimo de un año y en el caso de que todo lo que se intente no dé resultado, puede haber una sanción penal”.

En caso de responsabilidad penal indicó que “si fue antes de los 18 años, las reglas van a ser las mismas, son muy pocos los casos en los que un adolescente tiene la privación de la libertad como último recurso” y agregó que “la instancia penal es la última pero antes hay situaciones de salud, convivencia, sociocomunitarias y varias instancias donde se puede predecir”.

La abogada indicó que “no tenemos estadísticas pero desde mi experiencia, puedo decir que de los pocos chicos que pasaron por el COSE algunos superaron la medidas y otros fallecieron. Por eso esto me permite observar que la cárcel no enseña y no resocializa”.

“Hoy seguimos esperando un suceso que tenga a un adolescente como protagonista para que se ingrese el proyecto nacional para bajar la edad de inimputabilidad, pero cuando nos consultaron las asociaciones que trabajan este tema dijeron que no”, planteó.

Además, sostuvo que “entre un 3 y un 5 por ciento son casos de menores, pero esto no se refleja en los diarios o en los medios digitales. No se reflejan en todos los espacios de comunicación los casos delictivos de los adultos, pero sí de los adolescentes” y “no se refleja la cantidad de personas mayores de edad vinculada a hechos como ocurre con los menores. Y esto tiene que ver con la construcción del adolescente que seguro algo malo va a hacer y nos perdemos la posibilidad de todos los aspectos positivos y potencialidad que tienen como jóvenes adultos”.