PUERTO MADRYN - La rotura de la caldera obligó a los directivos de la Escuela de Nivel Medio Nº 710 de Puerto Madryn a implementar un sistema de dictado de clases "rotativo", ya que 12 aulas se encuentran sin calefacción y solo cuentan con tres aulas - y otros dos espacios acondicionados- para atender a toda la matrícula.

Según indica Jornada, la directora del establecimiento, Patricia Fernández Córdoba, explicó que la situación se suscitó por un problema con las calderas de la escuela y “empezó allá por fines de abril, cuando se hizo la limpieza para el encendido. Es un trabajo de rutina todos los años pero el personal técnico que fue a hacer el trabajo nos informó que una parte de uno de los equipos estaba roto”.

“Nuestra escuela es un establecimiento grande, ocupa casi una manzana y una de las calderas, que alimento el sector de aulas, está sin calefacción. Son 12 las aulas afectadas y cuando empezó el frio y este arreglo no se había realizado, empezó a sentirse, lo que hacía muy difícil permanecer muchas horas dentro de esos espacios” explicó la directiva.

Fernández Córdoba indicó que “la escuela tiene otro sector con tres aulas, así que a partir del 15 de mayo empezamos con un sistema de rotación y los chicos no están asistiendo todos los días a la escuela; están asistiendo de mañera rotativa a tres aulas con calefacción y otros dos espacios de la escuela que acondicionamos como aulas.

"Esto ya lleva prácticamente tres semanas desde el momento que empezamos a hacer los trámites correspondientes y reclamos; hicimos todo lo que posibilita la vía administrativa, no tenemos una expectativa ni tiempo de resolución de esta situación, la temperatura esta semana es muy baja realmente.

La directora de la Escuela Nº 710 dijo que en total son casi 900 los estudiantes que tenemos por turno. La jornada completa tiene 15 divisiones por turno. Vienen 5 y otras 5 concurren a una suerte de jornada partida, con menos carga horaria, desde mitad de mañana a mitad de la tarde, así evitamos los horarios de mayor frío en otros espacios no tan calefaccionados, donde se puede llegar a permanecer, digamos.

Patricia Fernández Córdoba aseguró que “es trabajoso mantener esto día a día, armar la rotación y que sea equitativa para los estudiantes, intentando fortalecer los encuentros vía redes sociales o las diferentes plataformas que usan los docentes para mandar tareas, con aulas virtuales, tutorías y todo un sistema pedagógico que hemos intentado desarrollar para que los chicos pierdan lo menos posible, eso no reemplaza nunca el encuentro y la rutina diaria de estar en la escuela.

Fuente: Jornada