A una semana de que se conozca la muerte de una veintena de personas por cocaína envenenada, se confirmó cuál era la sustancia con la que se "cortó" la droga y que produjo el envenenamiento. 

El ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires , Sergio Berni, confirmó que se trata de "piperidina". “La sustancia encontrada es un precursor del fentanilo”, dijo en A24, y explicó que se clasifica “dentro de los opioides, sustancias que son anestésicos y analgésicos”.

Este elemento tóxico “estaba en forma de clorhidrato, pero no como clorhidrato de cocaína”, precisó. Berni destacó la velocidad con la que se secuestraron las dosis incautadas, pero admitió que podría haber un remanente y trabajan para interceptarlo.

En tanto, confirmó que en las últimas horas se secuestraron 25 mil dosis que podrían tener la misma sustancia y estaban listas para vender. “Estuvimos a nada de una tragedia masiva, las víctimas contaron que en cuestión de minutos ya sentían que se morían”, graficó.

Sergio Berni confirmó que la cocaína adulterada contenía "piperidina"

La piperidina se la usa como aromatizante, solvente, y en la fabricación de productos farmacéuticos, caucho, resinas y otras substancias químicas. Es un fuerte irritante que puede provocar daños permanentes después de una exposición corta incluso en pequeñas cantidades. Su ingesta puede implicar cambios tanto reversibles e irreversibles.

Puede generar complicaciones al ser inhalada, entre los cuales se cuentan irritación nasal, en la garganta, causar tos y sibilancia (respiración con silbido); o bien al entrar en contacto con la piel, como irritación o quemaduras severas.

Exponerse a la piperidina puede causar náuseas, vómitos, salivación y dolor abdominal. Además de dolor de cabeza, mareos, debilidad muscular, fatiga, depresión e irritabilidad. Entre otros riesgos para la salud a largo plazo pueden presentarse efectos crónicos en el hígado y los riñones.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!