CALETA OLIVIA - A través de redes sociales algunas alumnas comenzaron a compartir las situaciones de acoso vividas, y este jueves por la mañana realizaron una "sentada" en el hall de la institución. Cuando las autoridades del colegio se informaron de lo que denunciaban las adolescentes, decidieron separar preventivamente a los docentes señalados y dar intervención a la Oficina de Protección de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes y a la Fiscalía de turno.

Las redes sociales no sólo fueron usadas por las jóvenes para relatar las situaciones de acoso que sufrieron, sino también para coordinar la "sentada" que realizaron este jueves por la mañana. Tras realizar el saludo diario, en lugar de ir a sus respectivas aulas las alumnas se sentaron en el piso del hall y pegaron carteles en las paredes.

Ante este cuadro, el sacerdote Alejandro León y los directivos del colegio, dialogaron con las estudiantes, anoticiandose de las distintas situaciones de acoso que habrían sufrido, según reseña Voces y Apuntes.

A partir de esto, los directivos emitieron un comunicado informando la separación preventiva de los docentes involucrados en las denuncias, y dieron intervención a la Justicia.

El comunicado oficial:

"El Equipo de Conducción Escolar de la Casa Salesiana San José Obrero de Caleta Olivia y los Representantes Legales de la Obra, informan que habiendo recibido presentaciones de alumnas sobre conductas inapropiadas de docentes y educadores, se ha procedido a la separación preventiva de todos los mencionados, de todas su actividades, tanto formales como no formales, en aplicación de la Guía Federal de orientaciones para la intervención educativa en situaciones complejas y el protocolo 257/13 de la provincia de Santa Cruz, dando intervención a la oficina de protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes y a la fiscalía de turno, para la prosecución del trámite de rigor".