Un curioso hecho ocurrió este sábado por la noche cuando un romano de 40 años decidió trepar entre las estatuas de la icónica Fontana di Trevi de Roma y se zambulló en las aguas del monumento. 

El hombre no obedeció a la autoridades presentes al recibir la orden de salir de la fuente, por lo que un agente de policía se vio obligado a ingresar a la misma y sacarlo a la fuerza.

La situación fue capturada por los celulares de los turistas que se encontraban en el sitio para sacarse fotos y videos en esta famosa atracción turística.

“Fui testigo de esta escena en la que un hombre se zambullía en la Fontana de Trevi y nadaba un poco. Después de unos 10 minutos, intervino un policía y tuvo que entrar en la fuente para sacarlo”, dijo uno de los presentes.

Según Il Messaggero, el hombre fue multado con 200 euros y recibió una prohibición temporal que le impide regresar al sitio, que es catalogado como Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Sin embargo, según medios locales, dos horas después el hombre regresó a la fuente y volvió a zambullirse: saltó desde el mismo lugar y fue arrastrado fuera del agua por segunda vez por otro oficial.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!