Una mujer realizó una compra por Internet y el producto llegó manchado. No se trataba de una mancha de tintura, de tinta o algún producto de la industria textil. Era excremento.

Fue la periodista británica Suzanne Baum, quien denunció el hecho sin dudarlo a través de su cuenta de Instagram. La fotografía del jean con la mancha marrón de excremento se hizo viral muy rápido y generó muchas reacciones desagradables.

Según detalló, su hija de 21 años hizo la compra en la web de una tienda de moda. Pero para su mala suerte, cuando abrió la bolsa de plástico del envío, empezó a sentir un olor horripilante.

No solo era el olor a excremento, también había una enorme mancha en la prenda nueva.

Se llevó una sorpresa: compró un jean por Internet y le llegó con un "regalito" extra

A pesar que protestó, destacó que era una “cliente muy leal durante años, ¡siempre he alentado a mis hijos mayores a usar su sitio web y gastar su dinero sabiamente!”. 

“¡Al abrir el paquete sellado de plástico pudimos oler caca y ahí está la evidencia en su pedido!”, expresó en su extenso descargo por el momento horrible. 

“Ya no tienes servicio al cliente y el robot virtual en línea es inútil. De ahí el hecho de que he tenido que intentar contactar con alguien de aquí”. cerró con furia la comunicadora británica.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!