LAS HERAS (ADNSUR) - Mariela Sánchez tenía a su cargo el cuidado de un menor de seis años, que estaba en el sistema de protección de derechos de niñas, niños y adolescentes, y fue despedida del área social de la Municipalidad de Las Heras.

La mujer, que hacía con él el turno nocturno, tuvo que llevarse varias veces al nene a su casa por las falencias que existían en el hogar que le habían asignado. Un departamento que no tendría calefacción, pero que además no contaba con recursos alimentarios ni de vestimenta.

Decidió mostrarle a una compañera un video que había filmado para tomar prueba de que las condiciones del lugar, pero cuando los responsables del área tomaron conocimiento, decidieron sacarla del área.

El delegado de ATE, Héctor Ampuero, explicó – a La Opinión Austral - que Sánchez “muchas veces llevó al nene judicializado a su casa” por esta situación y que cuando sus jefes supieron que había hecho una filmación, “la mandaron a pegar adoquines”, algo a lo que la trabajadora se resistió.

La trabajadora, que estaba bajo la modalidad de contrato, fue desvinculada del municipio y desde la organización sindical cruzaron notas a la Municipalidad, pero no obtuvieron respuesta alguna, razón por la cual analizarán los pasos a seguir en plenario.