Emmalouise Leggate es una joven británica de 19 años, quien se acostó con la panza plana, pero despertó con fuertes dolores y un vientre abultado.

En ese momento, Emmalouise vivía con su madre Jackie Ford y su hija de un año, Caoimhe. Cuando todo ocurrió, Jackie inmediatamente le pidió a Louise -la abuela de la chica- que llevara a la joven al hospital, publicó The Mirror.

Según contó la joven, tomaba anticonceptivos y desconocía que estaba embarazada por segunda vez, según The Daily Mail.

Así estaba la joven días antes de dar a luz
Así estaba la joven días antes de dar a luz

 

Emmalouise y su abuela corrieron al hospital, pero todo fue tan rápido que tuvo al bebé en el estacionamiento, sólo 45 minutos después de ver su panza enorme.

"Para cuando subí al auto, las contracciones se presentaban cada dos minutos y luego se me rompió la bolsa. Acabábamos de estacionarnos afuera del hospital y mi abuela me dijo: 'Espera cinco minutos, ¿no puedes esperar cinco minutos?' Y simplemente no pude", relató.

Emmalouise no tuvo náuseas matutinas, ni antojos de comida, ni nunca sintió movimientos en su abdomen.

 

La mañana en que comenzó el trabajo de parto y apareció la panza
La mañana en que comenzó el trabajo de parto y apareció la panza

 

Los médicos creen que la bebé, llamada Ciara Louise Lamont, ahora de ocho meses, nació de término completo.

La joven madre dijo que la protuberancia en su vientre apareció de la nada y que al parecer la posición del bebé favoreció que no le creciera la panza, indicó La Nación.