CAPITAL FEDERAL - Corría la década del 80 y Susana Giménez y Ricardo Darín eran una de las parejas más famosas y convocantes del espectáculo. Juntos protagonizaban los exitosos musicales Sugar y La mujer del año, junto a Arturo Puig. Y vivían uno de los romances más seguidos del momento. En medio de la gran repercusión, circuló una extraña foto de los artistas abrazados donde -misteriosamente- aparece una tercera mano sin dueño. Los protagonistas no dieron ninguna explicación. Hasta ahora, que el actor habló del tema.

La imagen bien podría ser analizada desde un lugar místico. ¿Un fantasma coloca su mano, sin que los artistas noten su presencia?, ¿algún espíritu de otro mundo?, ¿un alma perdida que quiso ser visible? Se cosecharon decenas de teorías. En la foto se ve a Susana detrás de Ricardo, que estaba sentado mirando a cámara. La conductora abraza a su novio, quien agarra una enigmática mano, pero que no pertenece a la diva.

Se analizó el lugar donde fue tomada. Y se tuvo en cuenta que en aquella época -de cámaras con rollo y revelado profesional- no existía la magia del photoshop para retocar fotos digitalizadas. Pero las respuestas nunca llegaron de parte de los protagonistas. Susana y Ricardo guardaron silencio durante 30 años, y la imagen pasó a ser un secreto entre ellos. Y el silencio generó más incógnita. ¿Sabrán de quién se trata?, ¿será algún espíritu maligno con olor a venganza?, ¿un familiar lejano que volvió desde el más allá?

Sin redes ni internet, las leyendas corrían de boca en boca y la mística foto se quedaba en el centro de las polémicas, pasando hacia las generaciones venideras. Pero el tema retomó vigencia en estos días, cuando una usuaria le consultó a Darín sobre la imagen desde su cuenta de Twitter. Y por primera vez el actor dio una respuesta sobre la misteriosa mano.

“Perdón el atrevimiento. Pero soy de las que va a la fuente directa”, le escribió arrobando a Darín. “¿Vos me podés explicar de quién es la 3er mano de la foto? No quiero morir sin saberlo. Gracias!”, sentenció la mujer. Y el actor, sin rodeos, dio una escueta y concisa respuesta: “Creo que de Arturo Puig. Era un ensayo de Sugar, por eso supongo que es de él. Abrazo”.

 

Los tres artistas casi convivían mientras realizaban las obras de teatro y es muy factible que esa versión sea correcta. De hecho, hace algunos años otro usuario había subido a las redes una foto similar, con Susana y Puig, donde la conductora se encontraba vestida con la misma ropa que en la foto del misterio. Según esta teoría, la foto fue retocada y sacaron a Puig de imagen, olvidándose de borrar su mano.

La presencia de Arturo Puig había sido una de las posibles opciones que se habían manejado a lo largo del tiempo. Pero tres puntos inexplicables darían de baja esta posibilidad. En primer lugar, en una época donde la tecnología no era un tema cotidiano, es extraño pensar que se había podido eliminar la presencia de Arturo de la foto sin retocarla digitalmente. En segundo lugar, visualizando el lugar donde se encuentra ubicada, más dificultoso es pensar que podía ser Puig quien apoyara esa mano en el hombro de Ricardo y sobre el brazo de Susana, ya que es un lugar incómodo para colocar una mano de una persona que se encuentra parada detrás. Y en tercera instancia, es una mano que parece ser más de mujer que de varón, y sería sorpresivo que el actor tomase la mano de un compañero de esa manera, en lugar de sostener la de su pareja.

La cuestión es que Ricardo Darín habló por primera vez del tema luego de 30 años de misterio, pero el actor se subió más a un rumor que a una certeza. Probablemente, ni el propio artista sepa con exactitud de quién era esa mano. O quizás, si lo supo, querrá que siga siendo un secreto bajo llave entre él y su ex pareja y gran amiga, Susana Giménez.