MUNDO (ADNSUR) - Investigadores de la Universidad de Bath junto a facultativos de Bristol (Inglaterra), Auckland (Nueva Zelanda) y Zúrich (Suiza) trabajaron para hallar la clave que abre el camino hacia la cura de enfermedades crónicas, por lo que anunciaron el desarrollo de las primeras neuronas artificiales incluidas en un chip de silicio.

Este tipo de neuronas sólo necesitan 140 nanovatios de potencia. Eso es una milmillonésima parte del requerimiento de energía de un microprocesador, que otros intentos de hacer neuronas sintéticas han usado. Esto hace que las neuronas sean adecuadas para los implantes bioelectrónicos para el tratamiento de enfermedades crónicas, como el alzheimer y otras enfermedades de degeneración neuronal.

Los investigadores descubrieron que las respuestas de las neuronas a los estímulos eléctricos de los otros nervios son no lineales, lo que quiere decir que si una señal se vuelve el doble de fuerte la reacción puede llegar a ser el triple de grande o más.

 

FUENTE: CLARIN