CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Una escuela se derrumbó y los niños se salvaron por encontrarse en período de vacaciones, en el paraje San Antonio, población rural ubicada a a 210 kilómetros al sureste de la capital santiagueña, informaron este miércoles fuentes muncipales.

Se trata de la Escuela 271 "Pedro Díaz Gallo", a la que en época de clases asisten más de 50 niños del nivel primario en dos turnos de clases.

El derrumbe del edificio escolar ocurrió este martes a la tarde y no se produjeron heridos dado que el lunes pasado comenzaron las vacaciones de invierno.

Tras la caída del techo en su totalidad, que cubría dos aulas y la cocina, todo el mobiliario y el material didáctico de la escuela quedó destruido.

 

 

El comisionado municipal de Las Tinajas, Hugo Escalada, consideró que se trató de "una desgracia con suerte, porque hasta la semana pasada se estaban dictando clases con normalidad".

"La construcción tenía varios años pero se vio afectada por las lluvias en este año. En dos días cayeron casi 400 milímetros", explicó en declaraciones a al diario El Liberal.