Los bancos emisores de tarjetas de débito deberán, a partir de este 27 de enero, informar a la la Administración de Ingresos Públicos (AFIP) aquellas compras que superen los 30 mil pesos.

La medida fue definida luego de que la AFIP decidiera actualizar los montos mínimos para disparar el reporte, que desde 2018 estaban en 10.000 pesos y por ende, se elevó de 30.000 a 90.000 pesos el piso para realizar el informe en el caso de acreditaciones.

Desde la AFIP explicaron que "las modificaciones permiten a las entidades financieras agilizar su operatoria y el organismo optimiza la información que recibe sobre acreditaciones, extracciones, saldos de las cuentas, los depósitos a plazo y consumos con tarjetas", indicó la AFIP.

La normativa entró en vigencia este jueves 27 de enero tras la publicación de la resolución general 5138/2022 en el Boletín Oficial.

La nueva resolución además contempla cambios en relación con la información que reportan los bancos sobre los movimientos de las cuentas especiales creadas para la repatriación de activos en el exterior vinculadas a ciertos programas. Como por ejemplo  el Aporte Solidario y Extraordinario y Programa de Normalización de la Ley de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!