BUENOS AIRES (ADNSUR) -  “No hay tiempo para la vergüenza” se llama la serie del joven diseñador de Tierra del Fuego, Santiago Artemis, que ya está disponible en Netflix y que este martes se estrena mostrando cómo es en su día a día, entre pruebas de vestuario, bocetos, viajes y encuentros con famosos.

Este nuevo reality show mostrará a lo largo de seis episodios la rutina del diseñador patagónico de 27 años, así como las relaciones y amores de un creador que se ganó el lugar como “voz de los millenials”.

“La serie trata del empoderamiento de un chico gay que vino del sur sin contactos y se fue construyendo solo. Espero que sea un vehículo para cambiar las vidas y percepciones de chicos que todavía no tienen una voz. Es intentar devolver un poco de lo que recibí”, señaló el propio Artemis en las horas previas al estreno.

"Con mi imagen nunca generé tibieza. Siempre voy al todo, al amor o al odio", revela el joven que a sus 27 años, acaba de lanzar su autobiografía "Artemis. El chico del fin del mundo", donde ofrece un relato íntimo y honesto, contando su pasaje del rechazo al orgullo de ser quien hoy es, y habla de sus comienzos, de ser parte de una familia estructurada, de una pequeña ciudad llena de prejuicios y miedos, y de cómo debió buscar lo que quería

El diseñador, oriundo de Ushuaia, desembarcó en Buenos Aires a los 17 años y logró que su nombre suene entre cantantes y actrices como Lali Espósito, Katy Perry, Pablo Lescano, Ángela Torres, Xuxa y Britney Spears, la atleta olímpica Jenny Dahlgren y modelos como Pampita y Nicole Neumann, entre más.

Artemis se define como “autoritario” pero también como un “creativo en constante movimiento”; afirma que nació para la cámara y que su despertar ocurrió hace escaso tiempo con “No te lo pongas”, un programa que condujo el año pasado junto a Pía Slapka por Discovery Home and Health.

Fuentes: Clarín / 19640 Noticias