RAWSON (ADNSUR) - Luego de que un hombre le arrancara la oreja a un enfermero en medio de un ataque de locura en el Hospital de Esquel, la cartera sanitaria remarcó que llevará adelante todas las gestiones para garantizar las medidas de seguridad necesarias, para evitar que este tipo de hechos se repitan. 

El Ministerio de Salud del Chubut, que conduce Adrián Pizzi, repudió "enérgicamente la agresión que este fin de semana sufrió el enfermero Ariel Patagua, mientras desempeñaba sus funciones en el Hospital Zonal de Esquel, solidarizándose con el agente y su familia", expresó el Gobierno mediante un comunicado.

"Los trabajadores de la salud son actores fundamentales, que hacen posible que la atención se materialice en forma adecuada y oportuna, y que en tal sentido deben ser objeto de respeto y cuidado por parte del sistema sanitario provincial y la propia comunidad usuaria de los servicios", subrayaron desde Salud.