RÍO GALLEGOS (SANTA CRUZ) - Los vuelos desde y hacia Río Gallegos de los últimos dos días fueron cancelados por las condiciones meteorológicas mientras que la empresa Aerolíneas Argentinas, por mostrador, informó que los vuelos de la mañana pasarán a la madrugada.

La imagen de los pasajeros agolpados en el aeropuerto internacional de esta capital fue la constante en las últimas dos jornadas debido a la cancelación de los vuelos desde y hacia la Capital Federal, tanto de la empresa Aerolíneas como de Latam, debido a la intensa niebla que cubre la ciudad y que se intensifica en los horarios nocturnos.

Empleados de la empresa estatal, en el mostrador, asimismo informaban este viernes que "los vuelos de la mañana", con llegada a las 8 horas y partida a las 9, "fueron reprogramados para todo el mes de julio" en horario nocturno.

Todos los días, a la 01,30 arriban y despegan los aviones de Aerolíneas y tres veces por semana los de Latam, una hora después.

La posibilidad de agregar un vuelo más a la noche en reemplazo del matutino "es un contrasentido porque en ese horario tenemos menos visibilidad, además de los inconvenientes para despachar a tanta gente y la falta de lugares vacíos en el estacionamiento" de la terminal aérea, dijeron a Télam algunos de los presentes.

"Se nos complica a los del interior de la provincia y las conexiones que tenemos ya previstas para otros puntos del país", se quejó otro pasajero a esta agencia esta mañana.

La pronosticadora local Nelly Güenchur, integrante del Servicio Meteorológico Nacional, informó que "las condiciones actuales continuarán por lo menos hasta mañana sábado" y confirmó que en esta época "las mejores condiciones de visibilidad se dan entre las 13 y las 17 horas".

El reclamo de una mayor conectividad aérea es una constante de los habitantes de Santa Cruz, sobretodo para quienes viajan desde y hacia el interior de la extensa provincia y otros puntos de la patagonia.

A modo de ejemplo, para viajar a Trelew o a Bariloche, las personas deben ir primero a Buenos Aires a 2.700 km de Río Gallegos y luego regresar en otro avión a sus destinos.