COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR / INFORME ESPECIAL) - El secretario general del sindicato Petrolero Chubut, Jorge Avila, dijo hoy en diálogo con ADNSUR que las operadoras petroleras están en contacto con el nuevo secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, para generar una mesa de discusión en la que se fije un tope a las retenciones a la exportación. “Con el precio en baja y la penalización en la cuenca, las retenciones van a paralizar las inversiones en la cuenca San Jorge”, señaló el dirigente.

Tal como anticipó esta agencia en un informe anterior, las exportaciones de crudo crecieron fuertemente durante el año pasado (se duplicó el monto hasta superar los 1.500 millones de dólares), al ritmo de los mejores precios del crudo y el recupero de la producción en la provincia. Sin embargo, la caída en la cotización internacional en la última parte del año y la aplicación de retenciones de 4 pesos por cada dólar exportado en productos primarios comenzó a encender alertas nuevamente.

“Empezamos el año complicados porque el precio del petróleo ha caído y eso se siente –reseñó Avila-, yo mantuve reuniones con operadoras antes de Año Nuevo para ver cómo sigue el proceso de inversión y ellos hablan de hacer una mesa con el gobierno nacional, en la que estarían el propio presidente Macri y nuevo secretario de Energía (Lopetegui) para buscar una salida. Lo más viable sería que si el precio internacional está por debajo de 55 dólares, no se apliquen retenciones”.

La principal exportadora de petróleo en la actualidad es Chubut, en tanto una tercera parte o más de su producción se orienta al mercado externo (en el último año superó los 15 millones de barriles), pero también hay preocupación generalizada por las expectativas de que este año comience a exportarse petróleo liviano desde Vaca Muerta. Junto con el límite a los subsidios al gas no convencional, forman parte de los principales temas en la agenda de la nueva conducción en la Secretaría de Energía de la Nación.

“El sistema de retenciones pone en riesgo todas las inversiones en la cuenca San Jorge –añadió el dirigente petrolero-, porque los presupuestos se hacen sobre 50 ó 55 dólares. Con el precio actual a 50, menos las penalizaciones y retenciones nadie va a querer invertir en la región”.

Por eso se apunta a conformar una mesa con todos los representantes del sector, para que el gobierno nacional entienda la necesidad de crear un atenuante al gravamen, que hoy afecta principalmente a esta región pero que pone también en jaque el crecimiento futuro de Vaca Muerta.

Impactos

El efecto negativo podría sentirse sobre las inversiones proyectadas para el 2019, en particular con operadoras con las que se hay negociaciones para reactivar su producción. Según detalló Avila, ese es el caso de Tecpetrol, con la que se viene negociando para incrementar su actividad en El Tordillo, donde tiene vigente una adenda hasta el 28 de febrero próximo, firmada un año y medio atrás con el entonces gobernador Das Neves.

“Por ese acuerdo ellos mantienen 3 equipos de pulling, 2 work over y un perforador, pero estamos negociando para ver cómo se puede aumentar –explicó el dirigente-, tenemos prevista una reunión para la primera quincena de este mes. Pero es cierto también que con los precios en baja se vuelve a poner en riesgo todo”.

“Lo que pasa es que hoy no hay garantía de inversión, entonces por 90 días se puede mantener la producción en todos los yacimientos –explicó Avila-, pero si en ese plazo no encontramos la salida y no levantan los precios, volverán a caer las inversiones y los contratos de muchos trabajadores. Es el riesgo que corremos si no encontramos una alternativa, en la que el gobierno nacional tenga en cuenta este problema”.

El dirigente lamentó que tras un buen año de actividad en muchas de las áreas de la provincia de Chubut, hoy las circunstancias amenazan con revertir ese panorama. “PAE perforó 242 pozos en 2018 y este año apuntaba a llegar a 250, pero como está el precio del barril no sabemos si se podrá mantener esa meta”.

En ese marco, dijo que hay preocupación en todo el sector. “Indudablemente todo se vuelve a revisar, más en la provincia donde el 40% de la producción se está exportando, por eso hubo buenos ingresos para la Nación y por regalías provinciales y municipales. Pero si no hay cambios, todo lo bueno que tuvimos en el segundo semestre del 2018, lo podemos empezar a perder en el primer semestre del 2019. Las retenciones hoy son el certificado de defunción para las inversiones en la cuenca San Jorge”, concluyó.