COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Por iniciativa del concejal Nicolás Caridi se trató una modificación de la ordenanza madre respecto a cuestiones de urbanismo, argumentando que “existe una necesidad de actualizar la normativa, por ejemplo incorporando medidas como las audiencias públicas para loteos de determinada magnitud y un estudio de impacto ambiental”. Además estipuló que “había un vacío legal en la ciudad que al no existir una obligación, las empresas urbanizadoras se regían por cuestiones generales para desarrollar sus proyectos”.

“Este tipo de emprendimientos plantea un tipo de exclusión, desarrollándose en pequeñas células, por lo que es necesario aplicar normas más restrictivas y evitar que la ciudad se desarrolle de este modo, sino de una forma ordenada y orgánica lo cual es una deuda pendiente para Comodoro”, argumentó el concejal Caridi. 

Dentro de los puntos más importantes se estipula que los loteos lindantes a una playa garanticen acceso a la misma de forma vehicular y estacionamiento público, presentar un informe de impacto ambiental que contemple la viabilidad del desarrollo urbano, se debe realizar un proceso de audiencia pública con participación ciudadana amplia, la integración y compromiso de forestación.

También se hace hincapié en “garantizar los servicios básicos esenciales de forma privada y que no tenga que ser el Estado el que tenga que intervenir”. Así mismo se plantea que para los barrios cerrados existentes, las ampliaciones de los mismos deberán ajustarse a esta nueva norma.