Luego de ser rescatados por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, los 55 perros salchicha que eran maltratados y vendidos vía Facebook por una mujer de 72 años en un criadero ilegal del barrio porteño de Caballito, buscan una nueva oportunidad de vida.

Los canes, 47 hembras y ocho machos, fueron retirados de la vivienda –situada en la calle Campichuelo al 500– y trasladados a dos ONG, Callejeros Casa Quiere y Pichichos al Rescate, que quedaron como depositarias judiciales.

Según la información oficial, había diez cachorros que se encontraban “en estado de vulnerabilidad absoluta por el hacinamiento, la falta de control médico veterinario y las malas condiciones de higiene”.

“Recibimos más de 3000 mensajes para adoptar a los salchicha. Son tantos que se nos rompió el celular”, contó Sofía, una de las encargadas de Callejeros Casa Quiere, en su cuenta de Instagram.

“Nosotras somos depositarias judiciales y siempre intentamos ayudar a la Fiscalía en casos de allanamiento y todo lo que eso conlleva, pero queremos dejar muy en claro que los perros no están en adopción. Quizá lo estén [en el futuro] y quizá, no; depende de la Justicia”, señaló en un vídeo.

Diez perros se encontraban en malas condiciones de higiene.
Diez perros se encontraban en malas condiciones de higiene.

"Todos los perros ya fueron alojados con familias de tránsito, pero como los animales están judicializados por el momento no están en adopción", ratificó.

También, agradeció a todos los que se interesaron y recordó que tienen otros ejemplares en adopción. Además, comentó que van a necesitar donaciones de alimento para cachorros, pipetas, antiparasitarios, vacunas y dinero para afrontar los gastos.

Por su parte, la organización Pichichos al Rescate también comunicó vía Instagram que recibió 40 de los perros rescatados y ya fueron distribuidos en hogares de tránsito. “Muchas son hembras y vamos a necesitar hacer ecografías y castraciones. Para ayudar se puede apadrinar una castración o ecografía”, publicaron.

Según un comunicado emitido por la fiscalía, luego de una evaluación veterinaria los canes serán puestos a disposición de familias para el inicio de un proceso de tenencia responsable de animales domésticos.

Vale remarcar que la actividad de criadero se encuentra expresamente prohibida en la ciudad de Buenos Aires por la ordenanza Nº 41.831/87 y solo se pueden comercializar animales domésticos en lugares habilitados –veterinarias y centros de mascotas– con certificado médico veterinario y en presencia del profesional.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!