Comerciantes, prestadores turísticos y vecinos de Lago Puelo dejaron bolsas de basura en la puerta del despacho del intendente Augusto Sánchez. Reclaman que el servicio de recolección de residuos no pasa por los parajes Las Golondrinas y Cerro Radal desde fines de diciembre.

"Los complejos turísticos estamos todos desbordados de basura. Obviamente para retirarla apelamos a servicios privados o en nuestros propios vehículos hasta el basurero”, reveló un empresario de la localidad luego de movilizarse hasta el municipio cordillerano.

“El municipio no solo no da respuestas, sino que todos los funcionarios están ausentes. Tampoco tenemos agua y todos sabemos que la energía se corta ante el mínimo vientito o el estornudo de alguno”, manifestó.

Según informa Diario Jornada, los vecinos están preocupados porque la basura acumulada es foco de infecciones. "No olvidemos que solo hace dos años padecimos el hantavirus. Con estos calores, seguro que los roedores aparecen”, indicó.

El empresario señaló que "llamamos una o dos veces por día al municipio y mandamos mensajes pero nadie nos responde, parece un pueblo abandonado. No tiene conducción y tampoco funcionarios a la altura de las circunstancias”.

Sostuvo que la falta de recolección se debe a "las medidas de fuerza de los trabajadores del sector desde fines de diciembre. No tiene solución, no se les paga y los echan, pero nosotros terminamos siendo rehenes de toda esta situación. Es agotador y no da para más”.

“Dejamos las bolsas en la puerta del despacho del intendente, como él la deja en nuestras casas. Mañana es probable que tengamos represalias y que las cosas sean aún peores”, concluyó.

 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!