COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El subsecretario de Obras Públicas del municipio, Luis Romero, detalló en Actualidad 2.0 que trabajan en la construcción de cuatro piletones de entre 9 y 14 metros de altura para contener el agua de posibles lluvias fuertes en la ciudad. En otro orden, aclaró que los vecinos del Pueyrredón, Juan XXIII y Moure deberán esperar para que se trabaje en una solución en torno a la pérdida de efluentes que se canaliza en el pluvial de la Roca. “Con el bono queremos incluir alguna obra definitiva”, comentó  y explicó que “desapareció todo el sector en donde estaba este colector por lo que hay que ir por otro lugar y no nos dan los niveles. Hay que hacer una planta elevadora y hacer una traza alternativa”.

“Después del 29 de marzo en Comodoro cambió mucho el escenario y mediante una gestión Provincia contrató a una consultora, se está en la última parte del proyecto ejecutivo que daría una intervención en todo el ejido para contemplar los efectos de una lluvia extraordinaria”, dijo.

Precisó que el barrio Moure “fue muy afectado porque el río viene a cielo abierto y en un momento hay que ponerlo dentro de un caño para luego colocarlo en un canal a cielo abierto como el de la Roca. Estuvimos con vecinalistas y avalan mucho esta intervención que es un paliativo porque es la rectificación del cauce del río, unas aletas con una embocadura y la reconstrucción del pluvial de la calle Berbel que va contiguo al playón hasta donde se encuentra con el canal de la Roca”.

“Es fundamental porque todo eso colapsó de manera fuerte y hoy recibe aportes de muchas afloraciones de napas porque el temporal hizo un aporte a las napas importantísimo que hoy estamos sufriendo y estamos con un eje muy cambiado y proyectando muchos drenajes para poder contemplar esto”, manifestó Romero.

Confirmó que se trata de un paliativo en línea con el proyecto de fondo por el que se espera que Provincia llame a licitación tras contar con el informe definitivo de la consultora. “Hace unos meses hubo una presentación de la consultora a nivel nacional, se le pidieron algunos datos extra, esta semana (el secretario de Obras Públicas, Abel) Boyero viaja para reunirse con el nuevo ministro y comentarle en qué instancia está y la necesidad de Comodoro de que esto suceda rápido”.

Mencionó la importancia de “la construcción de cuatro reservorios: dos en zona sur, uno en el Moure y otro en zona norte” que, según confirmó, serían los primeros pasos para “contener un caudal de agua extroardinaria, para bajar la velocidad y el caudal que con la reconstrucción de pluviales sería una solución bastante definitiva”.

Explicó que los reservorios son una especie de piletones donde albergar agua de lluvia. “La escala que tuvo el aporte en metros cúbicos de agua fue importantísima y no nos da la ciudad para poder construir caños o hacer canales con tamaños que puedan solucionar este aporte. Además, los pluviales se diseñan para transportar agua y no barro. Los reservorios harían diques con una altura de entre 9 y 14 metros con una superficie importante donde el agua se contiene y con distintas alturas se va largando en forma controlada”.

Aclaró que ese sector “durante todo el año se verá seco, y contiene gran cantidad de sedimento que los pluviales no pueden acarrear” porque los “tapan”.  En este sentido,  los piletones actuarían como “trampa” para detener el barro y erogar el agua de modo más ordenado.

“En una recorrida de hace un mes y medio en el sector de Km. 14 se hicieron canales de guarda y reservorios de escala menor para poder contemplar estos aportes de sedimento fuerte del cerro para que no lleguen a pluviales”, ejemplificó Romero.

En cuanto a los nuevos pluviales, afirmó que hay que diseñarlos para Avenida Roca y Chile, además del de la Beltrán, en Km.3. “La zona sur es más compleja por la topografía y consolidación del sector. Se busca hacer otros ramales nuevos y rectificaciones en los cauces existentes. El canal de la Roca es una rectificación del cauce ampliando la sección y generando una cuadrada en la que se puede ingresar con mini palas y sacar el aporte de barro en forma mecánica”.

“También se habla de un canal a cielo abierto en la Chile y se estudian otros ramales secundarios por La Razón o Polonia”, precisó el funcionario municipal.

Sobre los plazos, aseveró que está demorada la entrega de proyecto definitivo. “Esta definición pasa por la situación económica de otras administraciones. La consultora debe estar reclamando sus pagos y la forma de controlar esto es entregando en el tiempo que piensan que tendrán definido el proyecto ejecutivo. Desde el municipio constantemente gestionamos porque somos los más interesados.  Estas obras paliativas son caras porque cualquier intervención de rectificación o modificación no son sencillas de construir; el suelo ha colapsado, está muy barroso. No es fácil hacer cualquier intervención en los sectores afectados”.

A su vez, el funcionario comentó que “estamos por comenzar un pluvial en el barrio Favaloro; la puesta en funcionamiento de un pluvial que colapsó mucho porque toda el agua de esa cuenca hoy pasa por un punto” y que construyen “alcantarillas en el Km. 17, como alternativas para que el agua no se concentre en los puntos más bajos”.

Sobre el pluvial para el Moure, confirmó que el presupuesto oficial es de 2 millones 400 mil pesos y que las ofertas estuvieron alineadas a ese monto.

EFLUENTES EN PLUVIAL DEL ROCA

En relación con la pérdida de efluentes que se canaliza en el pluvial de la Roca y que provoca las quejas constantes de vecinos de zona del Moure, Juan XXIII y Pueyrredón, indicó que “tenemos reuniones constantes con la cooperativa porque es un trabajo que conocen y generan proyectos a partir de esto. Con el bono queremos incluir alguna obra definitiva pero mientras tanto deben suceder otras cosas”, aclaró.

Precisó Romero que “donde estaba este colector desapareció todo el sector por lo que hay que ir por otro lugar y no nos dan los niveles. Hay que hacer una planta elevadora, ir por 10 de Noviembre y hacer una traza alternativa para dejar de aportar esos fluidos al canal. Lo tenemos cuantificado y próximamente hay que hacer un proceso licitatorio”.

Lamentó que no podrá paliarse el problema de otro modo ya que “no existe traza posible porque desaparecieron las instalaciones y la calle por donde se podía hacer. Hubo que buscar soluciones con la cooperativa y el Ente. Hemos llegado a esta solución con dos trazas alternativas y estamos definiendo la más económica”.

OTRAS OBRAS

“Seguimos con un plan fuerte de obras. Hoy también se abrió una licitación de la construcción de un cerco con un portón en el Cerro que va a proteger una antena de última generación que compraron los Bomberos y es vandalizado  constantemente. Con estos equipos el alcance por medio de radios llega a Garayalde, lo que genera una tranquilidad por cualquier accidente que haya en la ruta”, resumió.