Por Gabriela Dufour (Diputada provincial por el FpV)

Hace unos meses escribí un artículo a partir del análisis de lo que estaba sucediendo en ese momento, fue contemporáneo a las elecciones legislativas del 2017. Todavía, el gobierno de Macri, no había logrado sacar a la Procuradora, no habían aprobado la reforma impositiva, ni el cambio en la movilidad jubilatoria, el consenso fiscal, no aparecía el FMI como posible ‘prestamista’, pero quienes analizamos los escenarios políticos, veíamos con mucha preocupación las señales.

Participamos de los dos encuentros de legisladores nacionales, provinciales y municipales, intendentes y dirigentes sindicales y sociales de la Patagonia, en Bs. As. y en Bariloche y como conclusión, reedito el texto que parece atemporal, y por eso llamó a mis colegas dirigentes, y les digo, reaccionamos tarde pero no es tarde.

Nos están hipotecando el futuro…

Seguramente pensarán que resulta una frase más de las tantas que se usan en una campaña electoral, y les voy a pedir que traten de hacer un pequeño esfuerzo y dejen sus ideologías de lado y lean estas reflexiones tratando de comprender que no nos divide nuestras posturas políticas sino que nos tiene que unir el riesgo que tenemos los hombres y las mujeres de bien.

Sin duda, la Macroeconomía establece las condiciones para el desarrollo de las actividades económicas y sociales, al fijar políticas monetarias, fiscales, comerciales, de producción y del funcionamiento de la economía en general.

En un comentario de un amigo macroeconomista (claramente definido en las antípodas del gobierno kichnerista), decía en su muro que al Gobierno de Macri, lo critican los devotos de David Ricardo y los de J M Keynes y que eso era lo llamativo. En otros términos, la crítica viene tanto de ortodoxos como de heterodoxos, en el moderno lenguaje de los economistas.

Simultáneamente, en una Conferencia del ex Juez Eugenio Zaffaroni, cuando en una pregunta definieron a este gobierno como neoliberal, él prefirió aclarar que en su modo de ver, el gobierno de Macri se aproximaba y tenía características más similares a las de un gobierno Totalitario Corporativo que a las de uno neoliberal. En el momento debo reconocer que me sentí sorprendida y hasta inclinada a rechazar esa idea. Pero no dudé en que requería mi atención esa calificación.

A partir de esas ideas y observando alguno hechos, sin pretensiones de encuadrarlos en alguna teoría económica, sino guiada por el pragmatismo y la observación de estos los mismos y sus efectos reconocibles, es que propongo esta reflexión.

¿Por qué un gobierno totalitario?

Para ser totalitario debe tener el control del Estado en su totalidad. Veamos como esto casi sucede, pero además se complementa con el dominio progresivo e incesante de otros poderes de la vida social argentina.

El avance:

En primer término intentaron incorporar a sus jueces adictos en la Corte Suprema de Justicia mediante un DNU, como ese intento los dejaba muy expuestos a sus socios políticos – siempre hablan de república- prefirieron dar de baja el intento, y simular el proceso democrático sabiendo que contaban con los números de votos para lograrlo las mismas designaciones, cuando la legitimidad de los postulantes quedaba viciada por haber aceptado un mecanismo contrario a la Constitución Nacional.

En segundo término, tener control del Consejo de la Magistratura, para garantizar la persecución a los jueces independientes, someter a los que siempre deciden según el color del poder circunstancial y eliminar a los que se ajustan a la ley o tienen claras diferencias ideológicas. Entonces la designación de todos los integrantes de la justicia – Jueces, Defensores. Fiscales – tendrá el mismo sesgo, control total del sistema.

En tercer término, necesitan eliminar a la Procuradora, una vez que tengan en ese puesto a alguien obediente, pondrán en marcha la reforma judicial, adoptando el sistema acusatorio, quedando en manos de los fiscales adeptos la decisión de perseguir o no a quien moleste. Incluimos en este grupo Sindicalistas, dirigentes sociales, dirigentes políticos, jóvenes utópicos, y todo aquel que crea que tiene que exigir una democracia plena.

En cuarto termino, Fuerzas de Seguridad entrenadas para controlar los reclamos sociales, someter al que no obedezca o pretenda defender posiciones diferentes a las admitidas por los esquemas conservadores ( como igualdad de género, LGTB, estudiantes, aborto legal, libre y gratuito , ni una menos, pueblos originarios, etc. ).

Existen luego otros mecanismos de distinto nivel, que resultarán útiles, los arrepentidos (delatores), los mecanismos de protección a los empresarios que pagaron las coimas (ley pendiente de tratamiento en el Parlamento), todos instrumentos que pueden implementarse mediante el pago o el miedo… se seleccionaran las formas de acuerdo al perfil de la persona que haya que someter.

¿Cómo lo lograron o lo lograran? Vemos avanzar las acciones, y con un cepo mediático garantizan el éxito sin resistencia.

¿Por qué un gobierno Corporativo?

En el mundo corporativo, más allá de las últimas tendencias sobre responsabilidad social empresaria, a los inversores del mundo globalizado los mueve y los incentiva, la maximización de las ganancias. Para ello, piden estabilidad jurídica. ¿que quiere decir?, que le otorguen las mejores condiciones y que no se las modifiquen, y políticas económicas que les permitan lograr sus objetivos, mínimos costos y máximos ingresos, y si además les garantizan monopolios y oligopolios, o mejor aún mercados cautivos de bienes y servicios indispensables, estarán dispuestos a realizar las maravillosas inversiones. Esto es el capitalismo heroico del mundo globalizado actual.

Resulta claro además, que los roles principales del Estado se encuentran cubiertos por representantes del mundo corporativo nacional y multinacional (CEOs, propietarios y asesores), que responden a una misma ideología, a una misma sustancia de intereses y bueno es reconocerlo, incluso a un concepto de autoridad originado en la empresa privada y que allana al Ejecutivo Nacional de contradicciones y en el cuál, el mensaje es unificado y elaborado centralmente por el ideólogo político de este nuevo formato: Durán Barba y su equipo.

En el mundo de los negocios, también existen sectores estratégicos que garantizan la maximización de la ganancia. Así podemos reconocer al sector energético – en sus formas renovables y no renovables y limpias y no - , el sector logístico y sus infraestructuras – puertos, autopistas, transporte de cargas, etc. y el conjunto de obras públicas a realizar para su desarrollo–, el sector inmobiliario - que controla el acceso a la tierra en todos los niveles y producciones – y por último, uno de los mas importantes, el acceso o disponibilidad del agua, tanto agua para la vida como agua como fuente de energía.

Cada uno de estos sectores productivos estratégicos, serán los que despierten el mayor interés de las corporaciones.

1. Energía: mercado cautivo, límite para el desarrollo de regiones, sectores encadenados, tarifas Altas que cubran costo e inversión, con salarios bajos y financiamiento financiado por los usuarios, para los negocios que controlan.

2. Logística: permite la movilidad de los flujos de producción de una región a otra, condicionando el desarrollo o promoviéndolo. Pero además se constituye en un excelente negocio de obra pública y para la cual ya se ha generado el marco jurídico que de casi irrestricta libertad y escaso control. A ellos se agregan las alternativas de repago y ganancias abusivas, como resultan varios núcleos de peaje en el sistema actual, los que por un lado, tienden a eliminar la mano de obra por el mecanismo de la automatización del pago y por el otro, resultar un costoso servicio público, incontrolable para los usuarios habida cuenta de la nula defensa del usuario por parte del Estado, tal como demuestra la evidencia actual.

3. Inmobiliario: el acceso a la tierra, condiciona el desarrollo de las ciudades, las oportunidades productivas agrícolas-ganaderas, pero en especial, facilita el acceso a la explotación del subsuelo, en otros términos, de la minería y la energía hidrocarburífera­­. Resulta obvio que este entramado, también está ligado a la construcción y el desarrollo de obra pública y el consiguiente incremento de los valores inmobiliarios de las zonas involucradas.

4. Agua: el agua tiene dos usos o destinos estratégicos: El aprovisionamiento en las comunidades como un negocio cautivo y rentable (en especial en las zonas urbanas medianas y grandes) y el agua como generadora de energía hídrica en todas sus formas de generación.

Pero para convertir a Argentina en un gran Negocio Corporativo, se necesitan algunas herramientas complementarias:

a. Blanquear los fondos que en algún momento se habían fugado del país, estableciendo condiciones que resulten beneficiosas para reingresarlos al país y que no exista ningún riesgo para traerlos, y simultáneamente quitar todo tipo de restricciones para retirar o transferir esos fondos en cualquier momento al exterior.

b. Leyes laborales que flexibilicen las relaciones en el trabajo (contratos precarios: monotributo; nulas restricciones para el despido o salida del vínculo laboral, ampliación de las jornadas laborales sin derecho a compensación , polifuncionalidad extrema y acuerdos por empresa o individual sin paritarias sectoriales, reduciendo significativamente el ¨costo laboral¨, utilizando está única variable como requisito de la competitividad.

c. Flexibilidad en los regímenes de contratación de las obras públicas, eliminando controles de organismos pertinentes, creando nuevas formas jurídicas – contrato publico privado – quedando liberados desde el inicio de cualquier obligación de rendición de cuenta y obra de los fondos del Estado. Simultáneamente esquemas de otorgamiento de las obras que inhiban a las medianas empresas de participar en los negocios más rentables.

d. Endeudamiento extremo para cubrir el déficit fiscal que le permiten cambiar el régimen tributario actual a un sistema aún más regresivo y que beneficie a los sectores de más altos ingresos o rentas bajo el rótulo de beneficiar la inversión y la producción. Simultáneamente generar la dependencia económica de Argentina para mantener vínculo con los organismos internacionales que imponen políticas ortodoxas.

e. Como los límites del endeudamiento estarán impactando negativamente en 3 años (como lo establecen en el presupuesto 2018) promoverán una reforma al sistema de seguridad social para reducir su impacto presupuestario a nivel nacional y provincial, con el fin explicitado de disminuir el déficit fiscal a partir de la desatención a los sectores más vulnerables.

f. La reducción de la inflación se lograra por la baja del consumo y del poder adquisitivo de la clase trabajadora y la destrucción del entramado PyMe que quedará como esquema tercerizado de las grandes empresas oligopólicas.

g. Promoverán una desocupación de dos dígitos para instalar el temor a la perdida de empleo, y facilitar los cambios en los convenios colectivos y el ajuste.

Así lo lograran si no le advertimos a la población que el escenario que están reconstruyendo es anterior al 1900. No es un problema de Partidos políticos, es un problema de intereses colectivos contra intereses particulares, es un totalitarismo corporativo que nos excede a todos los hombres y mujeres de bien.

Por eso compañeras, compañeros, participantes del Foro Interpatagónico, reaccionamos tarde pero no es tarde para construir la resistencia que nos garantice un futuro diferente, nacional, popular, democrático y feminista.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!
¡Sumate acá 👇🔗!
Recibí alertas y la info más importante en tu celular

El boletín diario de noticias y la data urgente que tenés que conocer