RAWSON (ADNSUR) - Un especialista en neumonología de la provincia, Luis García, advirtió sobre la creciente preocupación por el consumo de cigarrillos electrónicos, modalidad conocida también como "vapeo", y sus eventuales consecuencias negativas para la salud.

El doctor presentará este viernes en la Legislatura una iniciativa para que se prohíba su comercialización y consumo en espacios públicos, así como ocurrió con la del cigarrillo convencional de tabaco.

Según detalló El Chubut, el profesional, que fue titular del Siprosalud en Chubut, resaltó que los jóvenes practican este hábito como experiencia alternativa al tabaco pensando que es inocuo, e incluso que se sospecha que podría ser canalizador de otras sustancias, como cocaína.

La preocupación en torno al vapeo creció luego de que a principios de este mes en Estados Unidos surgiera la primera muerte por consumo de cigarrillos electrónicos. "Ellos tienen alrededor de 19 casos de un síndrome que se daba con náuseas, vómitos, dificultades respiratorias, un cuadro clínico muy desconocido que no se sabía qué era", precisó. 

En torno a los posibles peligros del consumo de este tipo de cigarrillos, indicó que en mayo de este año se produce para todos los médicos de Iberoamérica una declaración de las sociedades científicas neumológicas iberoamericanas y de Estados Unidos, advirtiendo sobre los peligros del vapeo, indicando que "los análisis científicos realizados hasta la fecha indican que los cigarrillos electrónicos no han demostrado efectividad para dejar de fumar, tampoco seguridad, pueden producir efectos adversos a largo plazo; también que los profesionales sanitarios no deben recomendar su utilización en ningún caso; que el tratamiento recomendado es con drogas específicas como la Vareniclina, Bupropion, se pueden utilizar los chicles, pastillas o spray nasal con nicotina", reflexionando que "la salud respiratoria, en definitiva, demanda respirar aire limpio".

POSIBLE CANALIZADOR DE OTRAS SUSTANCIAS
En nuestra zona el vapeo se ve "a la salida de los colegios o lugares donde se juntan los jóvenes, es una forma de iniciarse en el cigarrillo en lugar de una forma de dejarlo. Le sirve un poco al adolescente como excusa, como decir ‘yo no estoy fumando, lo que hago es vapear’, pero lo hace en el convencimiento que es inocuo (que no hace daño físico), y tenemos que decirlo, los médicos creíamos que era inocuo, pero lo que siempre tuvimos como pregunta hace 20 años, era ¿qué trae el cigarrillo electrónico? y todavía no lo sabemos, pero sí fuertes sospechas, y en algunos casos comprobados, que puede servir como canalizador para el uso de cocaína, cannabis, distintas sustancias", advirtió.

PROYECTO PARA PROHIBIRLO

Para el profesional "lo que habría que hacer es modificar la ley para que se prohíba también el cigarrillo electrónico, ya que ahora no esta prohibido, sí lo esta con tabaco", por iniciativa del ex legislador Walter Rey, en los años ’90.

"Habría que modificar la ley; es un artículo nomás. Pienso hablar con los diputados para que presenten la ley", insistió y añadió: "en la provincia se puede comprar en cualquier lado, sin ningún tipo de restricción, más allá de que existe la prohibición de la Anmat". La iniciativa de modificación será presentada ante legisladores radicales.

En ese contexto aprovechó para apuntar que "en el país el 7,1% de los adolescentes de 13 a 15 años consumen cigarrillos electrónicos, y hay estudios que revelan que el aerosol que emanan los cigarrillos electrónicos contienen cuatro grupos de tóxicos compuestos cancerígenos llamados carbonilos, compuestos orgánicos volátiles, nitrosaminas y metales pesados. Todos estos pueden llevar a enfermedades pulmonares que todavía no conocemos y seguramente al cáncer de pulmón".