CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Un proyecto que presentó el oficialismo en la Legislatura porteña, pretende sancionar con multas y hasta días de trabajos comunitarios a las personas que pinten de colores a sus mascotas, las dejen encerradas en el auto, las críen en la terraza o balcón, entre otros.

La iniciativa, impulsada por el legislador Daniel Presti (Vamos Juntos), incorpora al Código Contravencional porteño un capítulo dedicado al “Cuidado y Protección de los animales domésticos” para cubrir vacíos legales en relación a los perros y gatos que se tienen como mascotas.

El texto ya ingresó a la Comisión de Justicia y se espera que en los próximos días se exponga en Comisión de Asesores, para ser tratado en breve en el recinto.

Las multas irían de 300 hasta 2.000 unidades fijas (UF). Dado que cada unidad fija está a $ 21,40 -el valor de medio litro de nafta- las infracciones oscilarían entre los $ 6.420 y los $  42.800. O bien, si la conducta no implica delito, se sancionará con entre tres y cinco días de trabajo comunitario.

La multa por abandonarlo, en tanto, oscila entre los $ 21.400 y los $ 42.800. Quien tenga a su mascota en instalaciones inadecuadas, que afecten su salud, higiene o esparcimiento, deberá desembolsar de $ 10.700 a $ 21.400 si le corresponde multa, indicó Clarín.

Por último, se menciona la conducta que terminó siendo el puntapié inicial de la creación del proyecto: menoscabar la integridad de un animal doméstico, “ya sea por pintarlo, teñirle el pelo o cualquier otro acto que pueda provocar un perjuicio para su salud”. Esa acción podrá ser sancionada con la obligación de abonar entre $ 6.420 y $ 21.400.