COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) –  El subsecreario de Fiscalización de la municipalidad de Comodoro Rivadavia, Daniel Campillay, informó que se realizó un proyecto que busca regularizar la situación de la feria La Saladita, donde “la idea es poder urbanizar el lugar” instalando cámaras y baños. A su vez, remarcó que existen controles sobre los productos alimenticios  ya que por el lugar “pasa personal de Bromatología”. Sin embargo, “sobre la venta de la mercadería todavía no hay un control total”, reconoció. Mirá el informe de La Saladita que hizo ADNSUR el fin de semana.

En contacto con La Cien Punto Uno, Campillay remarcó que "la idea es poder urbanizar el lugar, colocar baños, instalar cámaras de seguridad y que este espacio se convierta en un paseo". Por ello, "hicimos un relevamiento en febrero y hemos cuantificado en unos 750 los feriantes de La Saladita”.

En tal sentido, detalló que “serían vendedores ambulantes con parada fija, y esto responde a la situación económica que atraviesa del país".

El proyecto será enviado “a la Secretaría de Gobierno pero lo ideal sería enviarlo también al Concejo Deliberante para que determinen las posibles medias”.

Consultado sobre el control actual en dicha feria, Campillay indicó que sobre los productos alimenticios “pasa personal de bromatología para controlar”. Sin embargo, “sobre la venta de la mercadería todavía no hay un control. Hemos detectado desde el módulo a gente que viene de afuera a vender a ese lugar pero no todavía no podemos regular eso. Sí hemos detectado casos puntuales como los guardapolvos de provincia que se vendían en la feria. En ese caso, la persona pagó la multa y se le devolvió mercadería pero no los guardapolvos”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!