Un 14 de julio de 1900 se creó el primer ferrocarril de Península Valdés, que dio lugar a la fundación de Puerto Pirámides, una localidad balnearia que hoy eligen miles de turistas del país y del mundo para explorar sus paisajes excepcionales y embarcarse en un espectáculo único en el planeta: el avistaje de ballenas, .

El pueblo nació alrededor de las vías que permitían el traslado de sal desde los lugares de extracción hasta las barcos que la transportaban. La llegada del tren hizo que se afincaran los primeros pobladores, que pronto levantaron almacenes, talleres y otros servicios.

Puerto Pirámides en 1920 cuando comenzaron los primeros asentamientos. Foto: archivo Canal 12
Puerto Pirámides en 1920 cuando comenzaron los primeros asentamientos. Foto: archivo Canal 12

Los pioneros fueron obreros que montaron el campamento ferroviario en las primeras décadas de siglo pasado. Pero la prosperidad se terminó cuando comenzó a decaer el negocio de la sal y fueron muy pocos los pobladores que decidieron quedarse.

Tendrían que pasar varios años para que Pirámides resurgiera como un destino turístico que se sigue consolidando de manera estoica con el correr del tiempo.

En la actualidad, la localidad cuenta con el avistaje de ballenas como caballito de batalla imbatible, su principal recurso económico. En torno a ese fenómeno es que Pirámides dispone de servicios de alojamiento y prestaciones al turista de reconocida categoría, según publicó Canal 12.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!