PUERTO MADRYN (ADNSUR) - El secretario de Cultura de la Provincia, Claudio Dalcó, presidió este viernes en Puerto Madryn, el acto por el cual se restituyó a la comunidad mapuche-tehuelche “Pu Fotum Mapú” los restos óseos de tres individuos de 750 y 2.600 años, hallados en inmediaciones de Punta Cuevas de esta ciudad. La comunidad realizará este sábado, minutos después de las 5 de la mañana, una ceremonia de enterratorio en el predio de Ruta Provincial 1, al norte Madryn.

A través de un acto realizado en el salón auditorio del Centro Nacional Patagónico (Cenpat), donde se encontraban en guarda y estudio los restos a cargo del Departamento de Antropología Forense, la Secretaría de Cultura de Chubut procedió entregar a la comunidad de pueblos originarios los restos esqueléticos que fueran derivados a ese centro de investigaciones para su análisis científico.

El acto contó además con la presencia del director general de Acción Cultural, Pablo Gallegos; el director del Cenpat, Rolando González José; el lonko de la comunidad mapuche-tehuelche “Pu Fotum Mapú”, Ángel Ñanco; integrantes de esa comunidad y miembros del Consejo Costa-Valle de comunidades de pueblos originarios; además de representantes de la Subsecretaría de Relaciones Institucionales de la Provincia encabezada por María José Aizpeolea.

Durante el acto de puesta a disposición de los restos, las integrantes del equipo de Antropología Forense agradecieron a los funcionarios de la Secretaría de Cultura de la Provincia por la interacción y los vínculos alcanzados, los que permitieron llegar a este día de la restitución y, tras destacar las acciones emprendidas, aseguraron que “al finalizar su gestión, se los va extrañar”.

Claudio Dalcó señaló que “el Gobierno de la Provincia, a partir de una decisión política del gobernador Martín Buzzi, avanzó en acciones de restitución de derechos”, tras lo cual opinó que “el campo político debe reflexionar porque mas allá de los derechos humanos y los procesos” llevados adelante para la identificación de personas tras los hechos ocurridos durante la última dictadura militar, “están estas comunidades a las que también había que restituir derechos”.

En ese sentido, “en Chubut estamos dando muestras que teniendo una ley que nos permite podamos hacer esto, hoy lo hacemos. Ponemos a disposición estos restos para que los derechos básicos de los individuos, un descanso eterno con respeto y digno, se pueda concretar”. 

“La actual gestión, hasta el último día estuvo con nosotros”

Por su parte, el lonko (jefe) de la comunidad mapuche-tehuelche “Pu Fotum Mapú”, Ángel Ñanco, recordó que el hecho demandó “años de lucha; un trabajo muy paciente” hasta conseguir la restitución.

Memoró asimismo que “después de la campaña al desierto, como pueblo, quedamos muy debilitados pero estamos recuperándonos”.

Posteriormente, y embargado por una emoción que le entrecortó su voz, Ñanco recordó al cacique Inacayal como “prisionero de la ciencia. No solo en vida sino después de muerto siguió siendo tratado como un animal”.

En lo personal, “no sé si voy a ver a mi pueblo recuperado”, ya que “tengo 60 años y voy haciendo un paso al costado”, pero de todos modos, y tras brindar un fuerte reconocimiento al legado de don Sergio Nahuelpán, Ñanco aseguró estar “satisfecho y agradecido con el Cenpat, y muy especialmente a esta gestión de Gobierno Provincial”.

En este último sentido especificó que “hay funcionarios que escuchan, pero hay otros que escuchan y piensan en cómo acercar lo más pronto posible una solución”, y en ese ámbito, “la actual gestión, hasta el último día, estuvo con nosotros. Han trabajado codo a codo con nosotros”.

“Memoria, Verdad y Justicia es un ejercicio de hechos concretos”

Por su parte, el director del Centro Nacional Patagónico, Rolando González José, sostuvo que “no es casual que en estos 10 años de masiva ampliación de derechos, también se los haya incluido a ustedes”, en referencia a los pueblos originarios, “y a la gente de la ciencia”, tras lo cual remarcó que “esto que hizo la Secretaría de Cultura de la Provincia” en la restitución, “es histórico, con una comunidad que participó de la excavación y también de la restitución”.

Este hecho “quedará plasmado en la historia del Cenpat y de la Secretaría de Cultura. Esto es otro ejemplo de que Memoria Verdad y Justicia no es un eslogan, sino un ejercicio de hechos concretos”

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!