Este sábado 27 de noviembre se realizó en todo el país una marcha de propietarios de casas rodantes, carritos y tráilers. En esta ocasión, Comodoro también se sumó a la manifestación. 

Según se informó, los reclamos se enmarcan en el vencimiento de una prórroga que alcanzaba a todos los tráilers de menos de 750 kilos (identificados como Categoría O1): desde el 1° de abril, no podrán circular con la misma patente con la que lo hacían hasta ahora (conocida como 101) y para conseguir la nueva placa, deberán antes aprobar un informe técnico que garantice que el vehículo cuenta con determinadas condiciones de seguridad.

Asociación de Rodanteros Argentinos Asociación Civil - ARA

Según la ARA, que nuclea a los dueños de estos rodados, el costo para adecuarse a la normativa va desde los $300.000 hasta los $400.000 (cerca de 300.000 pesos se gastan en las mejoras de seguridad y entre 90.000 y 100.000 en el trámite de homologación). Además, el tiempo para hacerlo les resulta insuficiente (tanto para realizarlo como para conseguir el dinero), más teniendo en cuenta la dificultad para componerse económicamente tras la pandemia.

Propietarios de casas rodantes y carritos marcharon en el centro de Comodoro

El trámite para patentar el tráiler se inicia ante la Dirección Nacional de Registro del Automotor y Créditos Prendarios (DNRPA). Luego, el dueño del vehículo debe dirigirse hacia un taller registrado en la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) o a un ingeniero mecánico con competencia en la materia, en donde se realiza el informe técnico. Este detalla si el tráiler cumple o no con las especificaciones indicadas por la normativa vigente.

Si el informe está aprobado y fue realizado por un taller registrado, se envía directamente a la ANSV. Si lo hizo un ingeniero, este lo envía primero al Colegio de ingenieros de la jurisdicción local y luego a la ANSV.

Una vez recibido y aprobado el informe por la ANSV, se le envía al dueño una boleta de pago para que abone la certificación. Cuando la ANSV recibe el pago, se envía al registro seccional de la DNRPA en el que el propietario inició el trámite y se lo notifica para que concluya con el patentamiento.

La fecha límite para adecuarse a la normativa venció el 1° de noviembre. Sin embargo, ante los reclamos de los rodanteros, el Gobierno anunció por medio de la Disposición Conjunta 1/2021 que no impondría sanciones a los tráilers Categoría O1 que la incumplieran hasta el 1° de abril de 2022.

Propietarios de casas rodantes y carritos marcharon en el centro de Comodoro

A pesar de esto, los propietarios de los vehículos piden otros dos años de prórroga. Además, exigen formar parte de la toma de decisiones para evitar que se redacten normas con vacíos legales, imposibles de cumplir por quienes utilizan a diario estos medios de transporte. 

"Si bien esto es un alivio para quienes quieran salir con sus rodantes categoría O1 durante el verano, la medida no varía en nuestra lucha por lograr que ambas categorías (O1 y O2) puedan cumplir con las disposiciones vigentes de la manera que venimos planteando", remarcaron desde ARA sobre la disposición conjunta 1/2021 a través de sus redes sociales.

EL RECLAMO PUNTUAL

Los propietarios piden que se configuren talleres cercanos al domicilio, capacitados, que emitan el certificado vial para presentar ante el registro del automotor y realizar la homologación. Además rechazan el pago del trámite; sólo acceden a pagar las mejoras y piden que el Estado otorgue créditos a tasa cero para las compras de las mejoras obligatorias de las casillas. 

"Exigimos al Estado que lo subvencione porque es su error. Nosotros fuimos compradores de buena fe, nadie nos informó que existía esta ley. Si el Estado se niega, deben hacerse cargo los fabricantes, porque ellos conocían la ley y siguieron fabricando por fuera de ella, perjudicando a un montón de gente que no sabía", dijo el titular de la Asociación de Rodanteros Argentinos (ARA), Pablo Calegari.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!