CAPITAL FEDERAL - Si bien todos los años celebramos la llegada de la primavera los 21 de septiembre, hay que ser conscientes de algo: no siempre ese día empieza la nueva estación.

Y es que, aunque los calendarios señalan esa fecha, la astronomía va más allá y marca el momento preciso. A modo de ejemplo, este 2019 el equinoccio de primavera comienza el 23 de septiembre a las 4.50 de la mañana (hora argentina) para todo el planeta. Para el 2020, la fecha será el martes 22 de septiembre a las 10.31.

Esto significa que ese día y a esa hora puntual de referencia en Argentina, el Sol se encontrará en su cénit, en el punto más alto desde nuestra observación, y por eso podrá alumbrar equitativamente ambas mitades de la Tierra.

Al variar año tras año, en Argentina se optó por tomar una fecha de referencia estimada cercana y vincularla con el día del estudiante. Por eso los festejos del 21 de septiembre.

¿Cómo se define cuando empiezan las estaciones?

Para entender por qué se dan las estaciones hay que tener en cuenta que la causa principal de éstas es la inclinación del eje terrestre. Esa inclinación hace que por temporadas sean más largas las noches en un hemisferio y más cortas en otro, y que, cuando en uno es verano, en el otro es invierno.

"El equinoccio de primavera -para la astróloga Zez Astral- es relacionado con el renacimiento, marca el inicio de la temporada de crecimiento y reverdecer de la naturaleza. Es un tiempo de resurrección y liberación del espíritu, es momento propicio para comenzar nuevos proyectos y comunicarnos con el mundo, el Sol brilla tanto como la luna, vuelve el equilibrio, es una fiesta de amor y felicidad."