BUENOS AIRES (ADNSUR) – El fin de semana se presentó un proyecto para erradicar situaciones de violencia de género en las milongas.

La iniciativa comenzó el 3 de junio de 2018, cuando un grupo de bailarinas, profesoras, milongueras, músicas, cantantes y organizadoras participaron de una marcha en contra del machismo dentro dentro de este género y la iniciativa fue tomando fuerza.

En marzo se organizó el primer festival internacional feminista Tango Hembra y finalmente este domingo presentaron su primer protocolo contra milongas. Con la idea de que si una mujer denuncia una situación de maltrato no sea ella quien tenga que irse, sino quien la atacó.

“Nos sentíamos incómodas con cosas que pasan en el ambiente, porque el tango es particularmente machista. No sólo por las letras sino por el baile, que dirige el varón. El varón es quien marca dónde tenés que pisar y moverte, y la habilidad de la mujer se reduce a seguir bien al varón”, explicó  Ana Zeliz a Clarín.

No podemos estar como policías, pero si hay algo que incomoda ya no está bien. Se trata de estar alertas y el protocolo ayuda con herramientas prácticas para que los organizadores puedan asistir a la víctima”, agregó.

Entre las milongueras que se sentaron a escribir este documento figuran Mónica Ogando, Natalia Giacchino, Soraya Rizzardini González y Natalia Terán, quienes aseguraron que el objetivo de este proyecto es ayudar a resolver las situaciones de violencia que se producen dentro de este tipo de bailes.

Es un ámbito que facilita que estas cosas ocurran, pero no podemos permitir que sigan. Por eso escribimos el protocolo, para entregárselo a quienes organizan las milongas y sepan de qué manera actuar ante una situación de violencia”, dijo.