Diputados del oficialismo presentaron un proyecto de ley para que la vacuna contra el coronavirus sea gratuita y obligatoria en la Argentina. La iniciativa de Verónica Caliva (Salta) y Juan Carlos Alderete (provincia de Buenos Aires) apunta a incorporar la inoculación en el calendario nacional.

“Incorpórase al Calendario Nacional de Vacunación, con carácter gratuito y obligatorio, el esquema completo de vacunación contra el SARS CoV-2 (COVID-19) para todas las personas mayores de dieciocho (18) años que habitan la República Argentina de acuerdo a las prioridades y programas fijados por el Ministerio de Salud de la Nación”, señala en su primer artículo el documento.

En un segundo artículo, el texto da precisiones respecto a la obligatoriedad para los menores: “La vacunación contra el SARS CoV-2 (COVID-19) con esquema completo también será obligatoria para los niños y las niñas de entre 3 y 17 años que presenten comorbilidades y/o enfermedades de riesgo debidamente certificadas por personal médico”.

En su fundamentación, el documento se apuntala en la sanción de la Ley N°27.541 (y los posteriores DNU que la prorrogan) a través de la cual se declaró en el país la emergencia sanitaria y en la descripción del escenario actual impacta la variante Ómicron. “Los números de los de los contagios y muertes indican que la pandemia lejos está de haberse terminado”.

“La Ley N° 27.491 de control de enfermedades prevenibles por vacunación, le otorga a la vacuna el carácter de herramienta estratégica de salud pública preventiva y al ser altamente efectiva, se la considera como un bien social, sujeta a principios de gratuidad, interés colectivo, disponibilidad y amplia participación, declarándola de interés nacional. El art. 2 de dicha ley, declara la obligatoriedad de las vacunas para los habitantes de nuestro país”, agrega el proyecto de ley.

También asegura que contar con una vacuna “permitirá ir restableciendo en plenitud las actividades económicas y sociales. Para ello necesitamos que toda nuestra población esté vacunada”.

“Contamos con vacunas que han demostrado un extraordinario perfil de seguridad, eficacia y efectividad, habiéndose ya administrado a más del 53% de la población mundial. A su vez, existe un consenso prácticamente unánime a nivel mundial considerando a las vacunas anti SARS-CoV-2 como la herramienta central en el combate frente a la pandemia”, asegura el proyecto impulsado por los diputados nacionales.

El texto precisa que “con la vacunación masiva y obligatoria para todas las personas, completando los esquemas vigentes, se asegurará una mayor protección para el conjunto de la población”.

La fundamentación también hace referencia a que Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Islandia, España, Italia “y muchos otros, han decidido ya implementar la vacunación obligatoria para amplios sectores de la población, tales como personal de salud y docentes en todos los niveles de enseñanza”.

Según publica este miércoles el Monitor Público de Vacunación, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, un total de 93.854.553 dosis fueron distribuidas en el territorio, sobre las cuales se aplicaron 83.336.360: 39.117.750 correspondientes al esquema inicial y 34.186.054, al esquema completo, mientras que 2.956.763 pertenecen a una dosis adicional y 7.075.793 a una dosis de refuerzo. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!