CAPITAL FEDERAL (ADNSUR)- Según datos de la Confederación Farmacéutica Argentina y otros referentes del mercado, el descenso comenzó con más contundencia en el pasado de mes mayo. Los medicamentos vinculados a problemas de la sangre, entre otros son los que más decrecieron.

Las ventas de remedios decayeron un 5,1% a comparación del año 2017. Ese descenso tuvo lugar en los últimos meses del año 2018 y continuó en el mes de enero.

Según publica Clarín, estos índices generan preocupación en los especialistas por la salud de los argentinos, debido a que aseguran que por problemas económicos las personas se ven obligadas a interrumpir o no cumplir a raja tabla con tratamientos indicados por los médicos.

En el 2017, se vendieron 740,3 millones de unidades, y en el año 2018 las ventas se redujeron a 702,4 millones.

Esto indica que, las farmacia de la Argentina, disminuyeron sus ventas en 37,9 millones de unidades a lo largo del año. Un promedio de 103.744 unidades menos por día o 4.323 menos por hora.

El consumo menor al año anterior se registra de manera ininterrumpida desde mayo, pero según las estadísticas de la COFA. Noviembre y diciembre fueron los peores meses, con descensos interanuales de 9,7% y 8,6%.

Mientras que en el último mes del año, sufrió una caída fue del 13% interanual en remedios de venta libre y del 7,1% en los de venta bajo receta. En noviembre, el descenso fue del 16,1% para las drogas que no requieren prescripción médica y del 7,5% para las que si.

En tanto, en enero de 2019, la baja fue menos pero igual relevante, de 5% en recetados y 8,7% en venta libre.

Mientras uno de los últimos informes demostró que el costo aproximado de los 50 medicamentos principales para adultos mayores aumentaron un 53,24%. Mientras que en entre 2015 y 2018, el precio general de los fármacos crecieron a un 235% y otras hasta un 524%.Según detallo el Centro de Economía Política Argentina (CEPA).