CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Tras más de siete meses de nuevos descubrimientos en relación con el coronavirus, se conoció el caso de un paciente que sufrió un problema en el sistema circulatorio relacionado directamente con la enfermedad. 

Tras ser diagnosticado con COVID-19, un hombre de 62 años se vio afectado en la buena circulación de la sangre de su cuerpo lo que le generó priapismo, una erección en su pene, que en este caso duró al menos horas.

Los médicos que lo estaban atendiendo, mientras estaba internado, le drenaron la zona, lo que provocó que su estado mejorara rápidamente y que no sufra consecuencias graves al respecto.

Según informó La Cien, luego se detalló que el hombre tuvo un colapso de sangre en la zona de sus genitales debido a la formación de coágulos, que es una grave consecuencia que genera el virus.

Según especialistas, el virus puede afectar directamente en el sistema circulatoria de una persona que tiene. De esta forma se supo que se pueden sufrir trombos, lo que  causa la falta de oxigeno en el flujo sanguíneo.

El COVID- 19 puede generar coágulos de sangre en todo el cuerpo, lo que dificulta el estado del paciente ya que al bloquean arterias o venas se puede generar un paros cardíacos o accidentes cerebrovasculares.