Autoridades del Instituto de Defensa Civil (Indeci) de Perú informaron este sábado que las famosas ruinas de la ciudadela inca de Machu Picchu  no sufrieron daños por las inundaciones causadas por las fuertes lluvias que afectaron la región el viernes. Sin embargo, este evento climatológico dejó una persona desaparecida, edificios dañados y averías a lo lato del trazado de las vías que conectan la ciudadela con Cusco.

El ministerio de Turismo determinó que "la Llaqta (ciudad Inka) de Machu Picchu y la Red de Caminos Inka no han sido afectados por el evento, por lo que permanecerán en funcionamiento para los visitantes una vez que se restituyan las operaciones ferroviarias", indicó el Indeci en un comunicado.

Según reportó el alcalde distrital de Machu Picchu, Darwin Baca, el desborde provocado por el desborde del río Alccamayo provocó daños en dos puentes ferroviarios y dos puentes peatonales. También inundó la estación ferroviaria de Aguas Calientes y el patio de maniobras. 

Por las fuertes lluvias se desbordó un río y se inundó parte de Machu Picchu

Asimismo, afectó a 12 viviendas que fueron inundadas, dos de las cuales resultaron con daños severos, así como parte del hotel Inkaterra.

El Indeci detalló que "aproximadamente 120 personas entre brigadistas, serenazgo, pobladores y policías continúan realizando los trabajos de búsqueda y rescate de la persona desaparecida".

El servicio eléctrico, que también se había interrumpido por las lluvias, fue restituido.

Con información de AFP y Andina

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!