BUENOS AIRES (ADNSUR) – Debido a la inflación que se registra desde diciembre, principalmente en el rubro alimentos y bebidas, el Gobierno Nacional decidió aumentar un 50% el saldo mensual de la Tarjeta Alimentar destinada a madres y padres con hijos o hijas de hasta 6 años de edad que reciben AUH; embarazadas a partir de los tres meses que cobran la Asignación por Embarazo; y personas con discapacidad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Por lo que una madre con un solo niño menor de 6 años que percibía $4.000 por mes pasara a recibir $6.000, mientras que la que tiene un hijo menor de 6 años pasará a cobrar $9.000 pesos en lugar de los $6.000 que recibía hasta ahora.

El gobierno decidió este incremento, en un contexto donde la inflación comienza acelerarse luego de que cerrara el 2020 en 36,1%, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), así lo indicó Infobae.

En el marco del Plan Argentina contra el hambre, la tarjeta tiene como objetivo “garantizar el derecho a la alimentación de las familias más vulnerables del país y promover el consumo de cercanía”.

Más de un millón y medio de beneficiarios podrá cobrar desde el 22 de este mes los montos establecidos para la Tarjeta Alimentar, diseñada para garantizar el derecho a la alimentación de las familias más vulnerables del país y promover el consumo de cercanía, así lo informó el Ministerio de Desarrollo Social, que indicó que ese día estará el dinero acreditado para quienes cuenten con la tarjeta física.