COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La baja temporal en la cantidad de contagios de COVID 19 en el área programática de Comodoro Rivadavia, en coincidencia con la tendencia observada en el ámbito provincial, llevaría a las autoridades sanitarias locales a evaluar el cierre de una de las bocas de atención del Plan Detectar, de mantenerse esta evolución favorable, para trasladar personal afectado a esta tarea hacia el próximo operativo de vacunación comunitaria. El dato que se celebra es que bajó no sólo el número de casos detectados por día, sino fundamentalmente, la tasa de positividad.

ADNSUR había anticipado el domingo 14 de febrero que la tasa de contagios en la zona sur de la provincia se había reducido fuertemente hasta ese momento, luego de los 140 positivos por día registrados en enero. A mitad del mes, la cantidad de casos positivos diarios era de 69 personas, mientras que al último sábado, 20 de febrero, la cifra tuvo incluso una leve mejora, ya que se redujo a 60 contagios diarios en lo que va del mes. Se ubica así entre los números más bajos desde el inicio de la parte más cruda de la pandemia, que en esta región se sitúa allá por junio del año pasado, pero con una explosión notoria a partir de agosto.


Luego de lo que había sido el rebrote de casos durante las fiestas de fin de año, incluso desde mitad de diciembre y con fuerte impacto hasta enero, la curva de contagios se atenuó visiblemente en lo que va de este segundo mes del año, sin perjuicio de que sigue habiendo fallecimientos y personas con complicaciones en terapia intensiva.


“Ha bajado mucho la cantidad de contagios –reconoció la subsecretaria de Salud del Municipio de Comodoro Rivadavia, Gabriela Simunovic-, pero sobre todo notamos que se redujo la tasa de positividad. Veníamos con una tasa del 50 por ciento de positivos sobre casos testeados y hoy no llegamos al 30 por ciento”.

Positividad de sólo un 27 por ciento luego de 4 días sin Detectar

El dato de la menor positividad es importante, porque implica que la menor cantidad de contagios no se debe sólo a una merma en la cantidad de testeos, sino a que la proporción de contagios verificados en esos análisis también ha disminuido.


“Es cierto que bajó el nivel de demanda, veníamos de atender un promedio de 390 personas por día y en la última semana estuvimos en alrededor de 130 a 200 consultas por día, pero con una tasa de positividad muy por debajo de lo anterior “, explicó la funcionaria. Dicho de otro modo, si los positivos siguieran en el 50 por ciento de las consultas, entonces significaría que no hay una reducción real de los contagios, sino simplemente una disminución estadística, atribuible a que se analiza menos gente.


¿Qué es lo que explica esta mejoría? Principalmente, la menor presencia de sintomatología vinculada a la enfermedad, lo que deriva en menos consultas en los centros de atención.
En los datos registrados por el plan Detectar la semana pasada, se verificaron esos mejores resultados. Un indicador claro se observa en lo ocurrido el miércoles 17 de febrero, luego de 4 días sin funcionamiento de los centros de atención (por el fin de semana largo de carnaval), se plasmaron números muy alentadores, con sólo 56 positivos sobre 204 ingresos en ambos centros (Ceret y Escuela de Arte), lo que significa una positividad del 27,5 por ciento. Previo a ese extenso feriado, el 12 de febrero, los registros también fueron alentadores: sólo 25 positivos, sobre 139 ingresos en total, es decir un 18 por ciento de positividad.

 

 


Si bien la estadística anterior recoge sólo las consultas en el sector público y faltaría sumar lo ocurrido en el sector privado, en éste la demanda es inferior de por sí, por lo que la incidencia no alcanzaría a cambiar la tendencia.

Un alivio que ayuda a reprogramar recursos

Con las precauciones del caso, en la planificación sanitaria local ya se evalúa la posibilidad de cerrar uno de los dos centros de atención del Plan Detectar, para concentrar más recursos humanos en el próximo operativo de vacunación. Obviamente, esto se entiende siempre y cuando se mantenga la situación como en los primeros 20 días de este mes, evitando que la mejora en los números vuelva a generar un relajamiento en la sociedad, que lleve a dejar de lado las medidas de cuidado.
“Tenemos mucho personal afectado al Plan Detectar y posiblemente en marzo cerremos una de las dos bocas de atención –puntualizó Simonovic-, para poder reasignar recursos al operativo de vacunación, que es lo que más esfuerzo nos va a demandar, una vez que lleguen las vacunas”.


Sobre el tema, anticipó que ya se ha elaborado una aplicación específica para otorgar turnos, desde la Secretaría de Modernización, que se pondrá en funcionamiento una vez que se cuente con el calendario de llegada de vacunas a la ciudad para dar inicio al operativo.


Hasta el 20 de febrero, Comodoro Rivadavia y Rada Tilly registraron 19.948 casos positivos totales, lo que significa una proporción todavía por debajo del 10 por ciento de la población total.