MADRID (ADNSUR) - La colilla de un cigarrillo, que suele terminar en el piso, parece un pequeño residuo inofensivo, pero contiene partículas tóxicas que contaminan el suelo, los ríos y el mar. Por ese motivo, el Parlamento de Portugal multará a las personas que tiren las colillas al suelo con multas que oscilan entre los 25 y lo 250 euros. Este último número equivale a unos $12 mil. En Comodoro, tal como informó días atrás ADNSUR, armaron una montaña de la verguenza, con 18.500 colillas. 

La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento portugués aprobó la ley, que será votada en el pleno del próximo viernes y que a priori será aprobada por todos los grupos políticos.

Esta nueva ley también prevé multas para las empresas que estén obligadas a colocar ceniceros en la calle y sus instalaciones y no lo hagan. Las mismas serán mayores. Oscilarán entre los 250 y los 1.500 euros, detalló diario La Vanguardia. 

Según el diputado André Silva, en Portugal se arrojan al suelo 7.000 colillas cada minuto.

La normativa entrará en vigor al día siguiente de ser promulgada por el presidente de Portugal Marcelo Rebelo de Sousa, por lo que se prevé que esté vigente en agosto.

Aunque entre ya en vigor, está prevista una moratoria de un año para concienciar e informar tanto a los fumadores como a las empresas.

La nueva ley también contempla el pago de una ecotasa a las empresas que producen el tabaco, por su parte de responsabilidad a la hora de fabricar las contaminantes colillas. Ese valor por el momento se desconoce. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!