Pocha forma parte dela gran familia que integra el Hospital Alvear, nació en el nosocomio y nunca más se fue. Actualmente escolta al personal y a les da la bienvenida a los diferentes pacientes, que se acercan a ella al ser muy mansa y tranquila. 

Pocha con piloto: la querida amiga del hospital se abrigó, preparada para el alerta meteorológico.
Pocha con piloto: la querida amiga del hospital se abrigó, preparada para el alerta meteorológico.

“La perrita del Hospital” se fue haciéndose su lugar en el interior del centro de salud, y se la puede ver descansando en el hall de ingreso, caminando por los pasillos, o tirada al lado del calefactor cuando llega la noche. 

Los pacientes, adultos mayores que suelen ir seguido al nosocomio, ya la conocen, y en más de una ocasión la acarician o interactúan con ella. Es que Pocha es mansa y tranquila, y se acerca enseguida ante la invitación a un mimo.

Este lunes Pocha se adaptó al clima y le hizo frente al temporal en Comodoro Rivadavia, vistiendo un piloto a causa de las fuertes lluvias. Con esta muestra de cariño del personal de Hospital, abrigando a su querida amiga, la perrita siguió dando la bienvenida a los pacientes que ingresan al nosocomio día a día. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!