COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Desde el área que comanda el funcionario municipal, se puso sobre aviso, como todos los años para esta fecha, a los comerciantes locales que se dedican a la venta de pirotecnia, sobre los requisitos que deben cumplimentar para tal fin, recordando que se encuentra en vigencia la Ordenanza Municipal N°8217/04, que regula este tipo de actividad.

En ese sentido, González Pedroso, indicó que “los comerciantes que se dedican al rubro conocen la normativa que básicamente consiste en que todos los elementos de pirotecnia tienen que estar rotulados por el Registro Nacional de Armas –RENAR- y tener el etiquetado del fabricante que, obviamente, también tiene la intervención del organismo nacional a efectos de controlar la fabricación y manufactura de los mismos”.

Asimismo recordó que, a nivel municipal se abre un registro en el cual, el contribuyente aplica para poder comercializar la pirotecnia. Actualmente se encuentra disponible el formulario en Habilitaciones, en donde se les recuerdan, también, las limitaciones para el expendio, como por ejemplo la prohibición de venta a menores de 18 años, la prohibición de la venta ambulante y las sanciones que dispone la Ordenanza que van desde multa, hasta decomiso y clausura del giro comercial”, detalló.

Gonzalez Pedroso se refirió además a la colaboración que pueden brindar los compradores que detecten irregularidades, poniendo sobre aviso al Municipio sobre las mismas y sostuvo que “tenemos las vías de denuncia que son las mismas oficinas de la Dirección de Habilitaciones Comerciales, la Subsecretaría de Fiscalización y Comodoro Atiende - 0800-333-0706 y 0800-333-3184-“.

Del mismo modo, hizo hincapié en el trabajo que se concretará en materia de controles y señaló que “de la mano de la experiencia de los inspectores del sector, constantemente se están relevando determinados comercios que además de tener la habilitación comercial ordinaria, tienen que tener el permiso para comercializar la pirotecnia”.

“Hay comercios que todos los años requieren la autorización, que tienen los polvorines adecuados para acopiar este tipo de elementos, entonces el control primario está estandarizado, después tenemos que ir punto a punto en inspecciones de rutina, en donde se detecta la comercialización de pirotecnia, se controla que se cumpla con los requisitos correspondientes y si no es así, se procede con las sanciones, multas, decomiso o clausura pertinentes”, concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!