COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Los diputados nacionales patagónicos del interbloque Juntos por el Cambio Roxana Reyes (Santa Cruz), Lorena Matzen (Río Negro) y Gustavo Menna (Chubut) presentaron un proyecto de Resolución para pedirle al Gobierno Nacional que reanude los vuelos de Líneas Áreas del Estado (LADE), en especial en las localidades de la región en las que existe baja circulación de coronavirus.

En su parte resolutiva, la iniciativa pide al Poder Ejecutivo “que, a través de los organismos correspondientes, reanude los vuelos de LADE a aquellas localidades de baja densidad poblacional y/o de importancia estratégica situadas en la Patagonia, que no reciban vuelos comerciales y que cumplan con las condiciones de baja circulación comunitaria del COVID-19”.

El proyecto indica en los fundamentos que LADE “es una empresa de capital público operada por la Fuerza Aérea Argentina que proporciona vuelos regulares de carácter doméstico con su aeropuerto de cabecera de la región patagónica en la localidad de Comodoro Rivadavia, Chubut”.

Y añadieron que “ante el avance de la pandemia del COVID-19, las aerolíneas de bandera vieron imposibilitadas sus actividades debido al establecimiento del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, mediante el decreto 297/2020”, no obstante lo cual “muchas provincias han avanzado a posteriores fases y vemos aquí la posibilidad de conectar aquellas localidades donde la circulación comunitaria del virus es nula. Esto proporcionaría una mayor reactivación económica a las provincias”.

Los diputados nacionales fundamentaron su propuesta en el hecho de que “las localidades de la región patagónica de nuestro país se localizan a grandes distancias entre sí, dificultando así la movilidad entre las mismas”, y en que “debido a la ausencia de una alternativa de transporte, deben emprenderse largos viajes por vía terrestre”, a través de rutas que en muchos casos no se encuentran en buenas condiciones y que incluyen el peligro del tránsito por la presencia de fauna autóctona.

Pusieron como ejemplo que, por razones de salud o laborales, “los habitantes de la zona norte de Santa Cruz deben emprender viajes en ruta de hasta cuatro horas hasta Comodoro Rivadavia para tomar un avión desde el aeropuerto de dicha localidad. Es decir que deben viajar hasta otra provincia para acceder a un aeropuerto con vuelos comerciales”.

“Entendemos que los aeropuertos permiten la unión de estas localidades con el resto de la Argentina y fomentan el turismo y el comercio en las mismas, por lo cual la apertura de nuevas rutas aéreas en la Patagonia fomentará su progreso”, agregaron.

En este marco indicaron que muchas de las pequeñas localidades de la Patagonia “poseen aeropuertos con pistas de aterrizaje que poseen las condiciones necesarias para recibir vuelos comerciales”, por lo cual “entendemos que LADE debería poseer vuelos a las mismas”.

Ochenta años de historia

En el marco de una breve reseña histórica que ubica a los inicios de la empresa área en 1940, Reyes, Matzen y Menna recordaron que “sus vuelos regulares tenían salidas desde Aeroparque, con escalas en Mar del Plata, San Antonio Oeste, Puerto Madryn, Trelew, Comodoro Rivadavia, Puerto Deseado, San Julián, Puerto San Cruz y Río Gallegos”, y que “en un período, a través de convenios internacionales tuvo una escala en las Islas Malvinas, en Puerto Argentino, que se interrumpió luego de 1982”.

Sin embargo, en los últimos años LADE dejó de tener presencia en muchos puntos de la región, como las localidades santacruceñas de Gobernador Gregores, Puerto Deseado y Puerto San Julián; en tanto que en Chubut “cubría trayectos que permitían unir Comodoro Rivadavia, Trelew y Esquel, llegando incluso hasta Neuquén”, y tenía presencia también en Río Mayo, indicaron; y agregaron que en Río Negro, donde “no solo llegó a Bariloche y Viedma, sino que pasaba por Catriel y Roca y se pensó para el Bolsón y Jacobacci”, resumieron, “primero dejó de volar hacia Bariloche y se quedó solo con una escala en Viedma como parte del circuito Patagónico”.

“Esta situación se repite en las otras provincias patagónicas que también poseen una distribución poblacional similar y con pocos aeropuertos que unan a las localidades alejadas”, explicaron.

En este contexto, los legisladores dijeron que el año pasado, LADE “se había establecido como meta transportar 11.040 pasajeros en todo el año, una porción ínfima en comparación con los más de 16 millones de pasajeros que viajaron en vuelos domésticos a lo largo de ese período”.

Y añadieron que “previo a la suspensión de vuelos por la pandemia”, la empresa “volaba a Río Gallegos, Río Grande y Ushuaia con dos salidas semanales (lunes y viernes) desde Comodoro Rivadavia en aeronaves SAAB 340B. También tenía vuelos desde Comodoro a Río Mayo en aeronaves DHC-6 Twin Otter; y a Perito Moreno y Puerto San Julián, en aeronaves SAAB 340B, que tienen capacidad para entre 30 y 34 pasajeros”.