Imagen ilustrativa.

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Maite Uran es la hermana de Martín Uran, un paciente psiquiátrico que falleció luego de que se prendió fuego en una clínica de barrio Saavedra. La joven, que actualmente reside en Córdoba, contó en la red social Facebook el calvario que vive su familia por la esquizofrenia y pidió que internen a su otro hermano, ya que por la política de externalización ninguna institución se hace cargo y a la vez es inimputable pese al peligro que significa, denunció.

La joven contó que sus hermanos “eran chicos normales” hasta “que comenzaron a desarrollar una enfermedad muy destructiva para el paciente y los familiares, la esquizofrenia”.

“Estuvieron muchos años que iban y venían de distintas clínicas privadas de Comodoro Rivadavia. Los tenían dopados 2 días y les daban el alta por la política inútil de externalización del paciente psiquiátrico que intenta que se resocialice. Cosa que nunca resultó porque cada vez mis hermanos estaban peor, más violentos y agresivos”, contó.

La joven recordó que su hermano Martín, que prendió fuego su casa en 2015 dejando sus “viejos con lo puesto”, falleció hace un mes en “la clínica Anakainosis con el 70% del cuerpo quemado”.

En ese sentido señaló que el “caso está caratulado como homicidio culposo” y consideró que es “todo muy dudoso”.

La joven no obstante contó que su otro hermano, Daniel, también padece el mismo cuadro.

“Él está muy mal, necesita tratamiento de profesionales y gente que tenga fuerza para contenerlo, mi mamá no puede con él y mi papá también falleció hace 2 meses. Él la lastima y la agrede verbalmente, demás está decir todas las locuras y divagues que realiza. El problema es que él es inimputable”, y “tampoco lo internan en una clínica porque lo sueltan a los 2 días por la política de externalización que mencioné antes”.

Maite aseguró que su hermano “no se quiere internar”, y “los abogados mucho no pueden hacer. Tampoco nos han ayudado desde Fiscalía”.

Por último, admitió que tiene miedo” por su mamá, ya que su hermano “es una amenaza constante”, y pidió que alguien le ayude a poder internar a su hermano.