Ramiro Ledesma vive en Pico Truncado, Santa Cruz y pesa 233 kilos.  Sufrió un accidente que lo llevó a estar postrado por mucho tiempo y ocasionó que comenzara a subir de peso.

El único camino - tras los pedidos denegados de derivación a Buenos Aires para que se le realice un bypass gástrico - fue internarse en el Hospital de Pico Truncado. Hasta el momento bajó 18 kilos y ha motivado a través de sus redes sociales a otros a cuidarse.

Fue así que llegó a Luis Zambrano, quien pesa 255 kilos y se internó el pasado 4 de mayo. Pero solo cuentan con una sola cama ortopédica para personas con obesidad, por lo que Ramiro actualmente se encuentra durmiendo en una cama común.

"Ya gestionaron el pedido de las camas para Truncado pero los tiempos que manejan ellos no son los mismos que los nuestros, nosotros necesitamos urgente la cama porque yo estoy ahora en una cama común y se me hace difícil descansar, poder dormir”, contó Ramiro.

El hombre reconoció que el objetivo de grabar el avance de su estado busca ayudar a otros y que en caso de que puedan contar con más camas, permita que otras personas también puedan buscar ayuda.

“Teniendo una asistencia como tenemos nosotros, pueden cambiar sus hábitos, pueden mejorar su condición física en general", manifestó a El Caletense. 

"Necesitaríamos una cama ortopédica para obesos. Acá  podemos conseguir un metalúrgico que la haga y después buscar los materiales que falten, pero no es lo mismo y buscando precios por mercado libre una cama de esas vale $350 mil. Nosotros tendríamos que optar por la que es para más de 250 kilos", contó finalmente a la espera de que la ayuda pueda llegar.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!