COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La firma Importadora y Exportadora de la Patagonia, conocida por su cadena de supermercados La Anónima, cerró en junio pasado el peor ejercicio económico en su historia con pérdidas de $846 millones e ingresos por ventas de $63.200 millones.

La caída de las ventas del sector junto al incremento de los costos y la falta de crédito, impactaron en su operatoria y ni siquiera el rubro exportador frigorífico logró compensar la situación, indicó Ámbito Financiero.

Según se desprende de su último balance anual presentado esta semana en la Comisión Nacional de Valores (CNV), la empresa detalló que en el rubro supermercadista sus ingresos disminuyeron 8%, ya que pasaron de $60.500 millones en junio de 2018 a los $ 55.700 millones de este año.

Al mismo tiempo, el segmento denominado “negocios inmobiliarios” bajó 21% porque este año 2019 alcanzó los $108 millones, versus los $ 137 millones del año anterior.

Por su parte el rubro “Administración de tarjeta de crédito propia” con el que brindan crédito a sus clientes del canal supermercadista se mantuvo prácticamente igual de un año al otro, con ingresos de poco más de $ 1.000 millones.

Y el único ganador para la empresa resultó el sector frigorífico, con ingresos de $ 6.389 millones, mostrando un incremento del 57% respecto de junio de 2018.

En su balance anterior, cerrado en junio de 2018, el grupo había vuelto a perder plata por segunda vez en su historia -la primera había sido post crisis 2001/2002- y ahora en este 2019 llegó el peor resultado con una pérdida de $ 846 millones cuando en 2018 había perdido $ 120 millones.