Una señora mayor se acercó a un lugar de reparaciones técnicas de tecnología para corroborar si su celular tenía algún desperfecto, el empleado hizo la prueba y llamó al hijo de la mujer y le solicitó que se comunique con ella. 

La decepción fue total cuando descubrió que, en realidad, no sonaba porque nadie intentaba comunicarse con ella, ni siquiera sus hijos.

Pensó que su celular estaba roto y lo llevó a un técnico, pero eran sus hijos que no la llamaban

La dolorosa escena, ocurrida en México, quedó filmada por las cámaras del negocio. El diario El Milenio publicó el video en el que puede verse cuando la mujer llega al local y le entrega el celular a uno de los empleados.

“Tengo más de un año que mis hijos no me contestan, y yo digo: ‘¿qué pasa?’ Pues el celular es el que no sirve. ¿Cómo no me van a hablar mis hijos?”, contó Aurora Hernández.

ANCIANITA LLEVÓ SU CELULAR A REPARAR PORQUE SUS HIJOS NO LA LLAMABA

Tras escucharla e intentar estafarla, el primer asistente le dice que el arreglo le costará 1.500 pesos por lo que la mujer rompe en llanto y se va, dado que no puede pagarlo.

Pero cuando se estaba yendo, otro empleado le consulta cuál es su inconveniente. “Fui con ese muchacho y me cobra un montón de dinero... Yo no tengo ese dinero, yo lo que quiero es hablar con mis hijos”, le dijo.

Conmovido por la situación, el segundo joven se ofrece a revisarle el teléfono de forma gratuita. En ese momento, se da cuenta de que en realidad nada estaba mal con el móvil. El celular no sonaba simplemente porque nadie la llamaba. Tras ver la tristeza de la mujer, el empleado llamó a sus hijos y les pidió que se comuniquen con ella.

“Me trajo un celular a arreglar que porque no funciona. Lo único que quiere es hablar con ustedes. No sé si pueda hacerle ese milagro. Les doy mis datos y todo por si gusta venir a verla”, dijo el joven a uno de los hijos de Aurora.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!