Durante la tarde de este martes, los pediatras de la Unidad de Terapia Intensiva del hospital Regional suspendieron sus renuncias, a la espera de un recurso de amparo presentado contra el recorte de horas guardias aplicado por el Ministerio de Salud de Chubut.

En tanto, dicho organismo provincial declaró la emergencia en el servicio. “Hoy, con 16 años de servicio, cobramos menos que un pediatra recién recibido, con todo el respeto para los demás colegas”, comparó una de las profesionales del servicio.

“No nos sorprende la emergencia sanitaria, es algo que esperábamos porque fue una de las amenazas que recibimos en la única reunión que tuvimos con el ministro –dijo este martes la doctora Mariela Subirá, integrante del servicio-. Nosotros la semana pasada enviamos un telegrama avisando que dejábamos sin efecto las renuncias, a la espera de una resolución judicial”.

Según explicó la médica pediatra, “este decreto de emergencia a nosotros no nos cambia nada, hemos puesto todo en manos de la justicia y esperamos una resolución. Con esta medida el ministro apunta a contratar profesionales de urgencia, lo que es sólo una demostración de la postura de él y del sistema de salud en general”, detalló, en diálogo con Actualidad 2.0.

Ya les aplicaron descuentos por las horas guardias

“Nosotros estamos defendiendo el salario y esas horas fueron parte de nuestro salario, porque nuestro sueldo está en un bache dentro del Convenio Colectivo de Trabajo, porque no se reconocía la especialidad. En 2015 nos reconocieron a través de esas horas, pero son parte del salario”, detalló.

Mientras esa resolución se define judicialmente, este mes los pediatras recibieron los haberes con los descuentos por el recorte de las horas guardias.

“Todos hemos recibido un descuento importante en nuestros sueldos, de hecho cobramos menos que un pediatra que se recibió ayer, teniendo 16 años de experiencia y con una subespecialidad como es Terapia Intensiva, con el respeto que se merecen mis colegas pediatras y otros compañeros de otros sectores de cuidados críticos. Está claro que el objetivo de esto no es más que una cuestión particular con nuestro servicio”.

La médica especialista dijo que esperan poder seguir desempeñándose en el área, “a nosotros nos encanta trabajar en este servicio y estamos orgullosos, nuestro problema no es el trabajo, ni siquiera pedimos un aumento de sueldo. Lo que pedimos es que no se nos toque el salario, que es el derecho de cualquier trabajador”.

Finalmente, la profesional aclaró que el servicio ha continuado trabajando con normalidad, mientras se sigue esperando la definición judicial sobre el recurso de amparo interpuesto, para que se les restituya el cobro íntegro de sus haberes salariales.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!