COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La Asociación de Trabajadores de la Educación (ATECh) ratificó el paro docente para este miércoles en las escuelas de todos los niveles y turnos de la provincia, y resolvió el no inicio del primer día lectivo después del receso escolar de invierno, ya que realizarán un paro de 24 horas, y otro de 48 en la semana posterior. Entre otros reclamos, piden sobre todo, un salario básico testigo de 10.000 pesos.

Foto: Archivo (Santiago Goodman)

El gremio educativo celebró este martes en Puerto Madryn un congreso del que participaron 34 congresales (de un total de 41, faltaron por cuestiones de salud) quienes de manera unánime decidieron las medidas de fuerza antes descriptas. El secretario general del sindicato, Santiago Goodman, sostuvo que el paro de hoy «fue votado por los 34 compañeros congresales que estuvieron presentes de la provincia».

Añadió a Diario El Chubut que «del mismo modo está decidido el no inicio del ciclo lectivo después del receso, con un paro de 24 horas y uno de 48 horas la semana siguiente, si no hay ningún tipo de convocatoria por parte del Gobierno Provincial» para conversar.

En torno a la modalidad de la medida de fuerza de hoy, sostuvo Goodman que «en algunas regionales se juntan y hacen panfleteadas, en otras van a las escuelas, y en otras, aquí en Rawson, nos vamos a encontrar en las puertas del Ministerio de Educación -a las 10 de mañana- para exponer el lema ‘Así empezamos, así no terminamos’».

El dirigente educativo, agregó que lo que definió ayer el congreso «es lograr un básico testigo de 10.000 pesos, a partir de los aumentos que ya hemos firmado en paritarias; el aumento de las partidas, específicamente de comedor, más allá de lo que haya planteado el Gobierno; el respeto por la ley, en el caso del transporte escolar gratuito, que en algunos casos se ha venido cortando por falta de pago».

Asimismo requieren «todo lo que tiene que ver con la infraestructura escolar y la situación de las viviendas oficiales», conjuntamente con los motivos que ya se habían planteado anteriormente, de «aquellos compañeros y compañeras que siguen sin cobrar a la fecha las altas de marzo y abril», concluyó Goodman.