CAPITAL FEDERAL - Las autoridades de Tailandia anunciaron este martes que no permitirán el desembarco de un crucero con cerca de 2.000 personas a bordo ante el riesgo de que alguno de los viajeros sea portador del coronavirus. De esa forma, se convirtieron en el quinto país en negarle un puerto al buque, que deberá permanecer en el mar durante la cuarentena. “Ya he ordenado que no se permita el desembarco”, indicó el ministro de Sanidad, Anutin Charnvirakul, en la red social Facebook.

El jefe del Departamento de Control de Enfermadades, Suwanchai Wattanayingcharoenchai, e incluso el primer ministro de Tailandia, Prayuth Chano-cha, confirmaron la medida y aseguraron que están preparados para abastecer al buque con agua y comida mientras persista la cuarentena en el mar, la cual podría extenderse hasta el 19 de febrero.

El crucero Westerdam, de la compañía naviera estadounidense Holland America Line, anunció el lunes que atracaría este jueves en la ciudad costera de Laem Chabang, a unos 125 kilómetros al sureste de Bangkok, tras haberle sido denegados previamente los permisos en Japón, Taiwan, Filipinas y Guam.

A bordo viajan 1.455 pasajeros y 802 tripulantes. El buque inició su travesía el 16 de enero luego de partir de Singapur, y el 1 de febrero abandonó el puerto de Hong Kong.

“Estamos trabajando activamente en este asunto y comunicaremos cualquier nueva información cuando podamos. Sabemos que esto es confuso para nuestros clientes y sus familias y agradecemos mucho su paciencia”, indicó Westerdam en Twitter.

El crucero iba a llegar este sábado a la ciudad japonesa de Yokohama, pero las autoridades niponas le denegaron la entrada después de que una persona a bordo mostrara síntomas de estar infectado con el nuevo coronavirus procedente de China.

“El barco no está en cuarentena y no tenemos razones para creer que hay algún caso de coronavirus a pesar de las informaciones de los medios”, expresó la compañía en un comunicado, aunque el premier japonés Shinzo Abe aseguró que el contagio de al menos una persona estaría comprobado, de acuerdo a la agencia AFP.

El caso del Westerdam se suma al del Diamond Princess, un crucero con 3.700 personas a bordo que ha atracado en Yokohama pero se encuentra en cuarentena, luego de haberse convertido en el mayor foco de coronavirus fuera de China tras confirmarse 135 infecciones. Allí se contagió un argentino, que está internado en Japón. 

Las autoridades sanitarias tailandesas confirmaron 33 personas infectadas con el nuevo coronavirus en el país, de los cuales al menos 10 enfermos ya recibieron el alta médica.

En China, donde surgió el brote, se elevó este martes a 1.016 muertes por el coronavirus causante de la neumonía de Wuhan entre los 42.638 contagiados diagnosticados en ese país, según detalló Infobae.