La historia tiene un héroe y se llama Nicolás, un niño que asiste a la escuela N°8 de Maipú, ubicada en Buenos Aires. El lunes de la semana pasada, un grupo de delincuentes robó la bandera que los chicos izaban todos los días. Por eso, el menor tuvo el noble gesto de usar "todos sus ahorros" para comprar una nueva.

Luego de algunos días, pudo adquirir la insignia patria y se dirigió feliz al colegio. Primero, recorrió los pasillos buscando a la directora, pero la mujer estaba en una reunión. Entonces fue al aula, le contó a su maestra y a sus compañeros lo que tenía y la guardó debajo de su pupitre.

Andrea Odescalchi, directora de la escuela, comentó: “Me dijeron que Nico me estaba buscando, así que cuando terminé la reunión me fui hasta su aula. Allí me vio, me dio la enorme sorpresa y me entregó la bandera. Estoy muy orgullosa de lo que hizo. Es un chico con muchos valores que le enseñan sus familias y son de gran importancia en los tiempos que corren. Le agradezco profundamente su gesto, aunque no nos sorprende porque conozco la calidad y la calidez humana que tiene”.

Nicolás fue reconocido por sus compañeros del colegio. Foto: Infobae
Nicolás fue reconocido por sus compañeros del colegio. Foto: Infobae

La madre de Nico es empleada doméstica y el padre, Santos, es albañil y todas las mañanas sale muy temprano de su hogar. Hace unos días, el nene decidió acompañarlo a la obra en la que estaba trabajando para ayudarlo. “Como madrugó mucho, su papá le dio unos pesos y él los guardó”, agregó en comunicación con Infobae.

Según comentaron, Nicolás pagó por la bandera $3750 y solo le quedaron en la alcancía $1500, muy lejos de los $7000 a los que quería llegar para comprarse una pelota.

El niño es hincha fanático de Boca y sueña con conocer La Bombonera. Su mamá señaló que por cuestiones laborales, de distancia y sobre todo monetarios, no pudieron traerlo hasta la Ciudad de Buenos Aires para que viera un partido.

El pequeño es hincha de Boca y sueña con ir a La Bombonera. Foto: Infobae
El pequeño es hincha de Boca y sueña con ir a La Bombonera. Foto: Infobae

El nene recibió el aplauso y el reconocimiento de todos sus compañeros. En ese sencillo acto, le hicieron entrega de una camiseta de Boca y la tan anhelada pelota que quería comprar con sus ahorros. El regalo llegó de las manos de los representantes de la Sociedad de Fomento local.

Por último y a raíz de su fanatismo, la noticia llegó a Darío Benedetto, actual futbolista del "Xeneize", quien le envió un saludo a través de un vídeo “Nico querido, quería saludarte, espero que ande todo bien. Me alegro mucho que te hayas podido comprar la bandera. Te mando un gran saludo”, le expresó el goleador.

El niño no solo tuvo un noble gesto con su escuela sino que además comprobó en carne propia la frase que dice ‘todo lo que das...vuelve’.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!