La nueva variante de Covid originada en Sudáfrica, llamada inicialmente  B.1.1.529, genera por estas horas gran preocupación en el mundo. Es que a medida que se difunden las numerosas mutaciones de esta nueva versión de coronavirus, por ahora mucho más ecléctica y enigmática que Delta.

Jorge Geffner, titular de la materia “Inmunología”, en la Facultad de Medicina de la UBA, e investigador Superior (la máxima categoría que otorga el Conicet) en el Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y Sida (INBIRS), relató que “lo que se sabe sobre esta variante todavía es bastante poco. Pero lo poco que se sabe es muy preocupante”.

A continuación, señaló que a partir de esta detección: “Creo que la Argentina debería suspender los vuelos hasta que estemos seguros de cuál es la capacidad infecciosa de la variante. Tendríamos que tener una actitud conservadora y suspender los vuelos hasta tener mayor información”, dijo a Clarín. 

Aunque se sabe muy poco de las cualidades de la nueva variante, las sospechas no son alentadoras. Lo razonable es evitar los contagios al máximo. La B.1.1.529 tiene al menos 30 mutaciones solo en la famosa proteína Spike o “S”. 

Sonia Tarragona, jefa de Gabinete del Ministerio de Salud de la Nación, reconoció que esta nueva variante sin dudas será parte del encuentro del Consejo Federal de Salud, sin embargo, descartó por el momento la suspensión de vuelos: “Se van a discutir estrategias integrales de abordaje. No se plantea, a priori, algo tan puntual”.

La OMS anunció el jueves que les llevará un par de semanas comprender la capacidad infectiva de esta variante. Pero mientras tanto la clasificaron como “de interés” o “de preocupación”. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!